miércoles, 14 de septiembre de 2011

Disminuye el número de matrimonios en Canadá

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

En Canadá, el número de matrimonios viene descendiendo consecuentemente en los últimos 20 años. En 2008, 147.778 parejas estaban casadas, en comparación con las 172.251 de 1999.

Según las cifras de Estadísticas Canadá, organismo que recolectó datos sobre matrimonio únicamente hasta 2008 por recortes presupuestarios, indican que la figura de las nupcias es menos popular en el país.

Sin embargo, la tendencia y el concepto de matrimonio está cambiando globalmente, y no sólo en Canadá. En Francia, las uniones civiles comenzaron en 1999, dirigidas a parejas del mismo sexo, pero a un año de la firma de la ley, 75% de los que se apegaron a esta figura son heterosexuales.

En 2009, esta cifra aumentó a 95%, de acuerdo con el New York Times.

En agosto, The Economist publicó un reportaje sobre el aumento de los rechazos de propuestas de matrimonio por parte de mujeres asiáticas. En países como Japón, Taiwan, Corea del Sur y Hong Kong, las mujeres son el principal sostén de las familias y además se espera que ocupen el rol tradicional de amas de casa junto con su trabajo tiempo completo, por lo que el matrimonio les resulta una carga.

Terapeutas canadienses indican que cada vez hay más hombres y mujeres viviendo en pareja e incluso teniendo hijos juntos sin estar casados. La formalidad de las nupcias no les pasa por la mente porque ya viven como una pareja casada.

Indican que las mujeres insisten más en el matrimonio porque es el estado en el que se sienten seguras. Sin embargo, los hombres tienen temor a esta figura y sienten que podrían ser “estafados”, al perder sus libertades.

Entre las mujeres, la presión familiar y la idea de sentirse tontas esperando por un hombre que jamás querrá casarse juegan un rol importante.

Karen Hirscheimer, terapeuta de parejas radicada en Toronto, recomienda no recurrir a los ultimatum, que hacen más daño que bien a la relación.

Explicó que muchos pueden rechazar la idea del matrimonio, no porque no deseen casarse, sino por oponerse al ultimatum dado.

Aseguró que la mejor manera de lograr un entendimiento en el área es traer la discusión a flote de manera respetuosa, para entender lo que piensa la pareja.

Fuente: Vancouver Sun