Viernes, 23 de Septiembre de 2011

Se cierra el capítulo de deportación para Paola Ortiz: la joven mexicana fue expulsada de Canadá esta mañana

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Paola Ortiz dejó finalmente Canadá. Después de varios órdenes de deportación, de no haber recibido el estatus de refugio y no poder haber terminado el proceso de apadrinamiento que adelantaba en Montreal, la joven de 31 años, partió a las 10:17 am del Aeropuerto Trudeau en un vuelo con destino a la ciudad de México.

La madre de dos niños que se quedan en la ciudad canadiense, se presentó hoy a las 6:00 am en la oficina de Inmigración tal y como había sido acordado y, desde la sede gubernamental, fue trasladada hasta la terminal aérea. Se presentó con quienes la han apoyado durante todo el proceso que vivió durante los últimos meses, grupos y organizaciones de ayuda a inmigrantes y a las mujeres, que incluso realizaron vigilias en nombre de la joven.

Los representantes de Solidaridad sin Fronteras, una de las organizaciones que trabajó directamente con Ortiz, reiteraron que la joven comenzará de nuevo su proceso de apadrinamiento desde México, el cual podría extenderse entre uno o dos años.

No hay seguridad de que Paola sea aceptada como residente en Canadá, pero, de ser positivo el resultado, ese sería el tiempo que la madre podría pasar sin ver a sus hijos, de 2 y 4 años, quienes han sido diagnósticados con problemas de salud.

Aunque el Gobierno de Canadá dio la posiblidad a Ortiz de que se llevara a sus hijos, argumentando que los infantes tendrían igualmente garantizado el servicio médico que requieren en México, la ahora deportada prefirió dejarlos en Canadá con sus padres y su tía, considerando que el más pequeño está en pleno proceso de diagnóstico para determinar qué grado de autismo padece, y la mayor tiene problemas auditivos.

Esa posibilidad de que la madre pudiera llevarse a sus hijos está dentro de los argumentos expuestos por el Gobierno Federal para negar la estadía a Paola, quien en su expediente había incluido la petición de que la dejaran permanecer al lado de sus pequeños por su condición médica. Fue precisamente esta aseveración de las autoridades gubernamentales una de las que recibió más críticas de parte de las organizaciones de derechos humanos y hasta del exministro de Inmigración de Quebec, André Boulerice, quien advirtió a mediados de esta semana que “se sabe muy bien que en México esos niños no podrían tener la misma atención médica que reciben en Canadá”. Tal afirmación fue apoyada por los amigos de Paola  de origen mexicano, quienes aseguraron que es posible que tengan un servicio médico de calidad “siempre y cuando tengas mucho dinero”.

Las peticiones de Paola

La semana fue dura para esta joven madre, sin duda. Su primera orden de deportación reciente estaba establecida para el martes, pero, por condiciones de salud, Ortiz debió ser trasladada al hospital, al sufrir un ataque de nervios en el Aeropuerto Trudeau, horas antes de su vuelo. 

En la tarde del martes fue dada de alta y el miércoles en la mañana se presentó nuevamente frente a los agentes de inmigración para conocer cuál sería su destino. Fue allí cuando le asignaron una nueva fecha de deportación, que finalmente se materializó hoy.

En medio de todo el proceso, Paola solo reiteró su petición de que no olviden su caso. Insistió en que cuiden a sus hijos y que no los olviden.

“No les explicaré qué es lo que va a ocurrir, solo les diré que mamá va a trabajar, como todos los días. No importa si estoy o no estoy. Quiero que sepan que, no importa lo que pase, los amo”, indicó.

La joven también aprovechó la oportunidad para agradecer a los distintos grupos que la acompañaron durante el proceso, por su dedicación y su esfuerzo. “Estoy muy emocionada por todo el apoyo. Me di cuenta que le importo a alguien”, aseveró.

El destino de Ortiz en México no se conoce. Al ser interrogada sobre lo que haría en su ciudad de origen, poco podía responder. Aseguró que en cinco años que vivió en Canadá ya su vida cambió y que ahora tendría que comenzar de cero. 

Las organizaciones, mientras tanto, aseguraron que seguirán trabajando para que Paola regrese al lado de sus hijos.

María Gabriela Aguzzi V. @GAbAguzzi gaguzz@noticiasmontreal.com