Viernes, 30 de Septiembre de 2011

Centro de consumo supervisado de drogas se mantendrá abierto luego de fallo de la Corte Suprema

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Insite, el polémico centro de consumo de drogas supervisado, mantendrá sus puertas abiertas luego de que la Corte Suprema de Canadá fallara a su favor.

Con un voto unánime, la corte señaló que no permitir operar a la clínica con sede en Vancouver sería una violación al Acta de Derechos y Libertades. De esa manera, se obliga al ministro federal de Salud a ratificar la excepción de la ley sobre el consumo de drogas que necesita la clínica para operar.

Insite salva vidas. Sus beneficios han sido comprobados. No ha existido un impacto negativo a la salud y seguridad de la población durante los ocho años que tiene operando“, señala el dictamen de la Corte Suprema, escrito por la jueza Beverly McLachlin.

El Ministerio de Salud de Canadá otorgó durante el Gobierno de Jean Chrétian clínica un permiso a la clínica para que no se le aplicaran las leyes que rigen el uso de drogas. De esa manera los usuarios no tendrían problemas para consumir las sustancias de manera controlada dentro de las instalaciones de Insite.

Pero el mismo ministerio, bajo el actual Gobierno, buscaba eliminar la medida. Dos cortes provinciales rechazaron el pedido del actual gobierno, por lo que el asunto llegó a la Corte Suprema.

Insite, un sitio apoyado por el gobierno de Vancouver, ofrece asistencia para que las personas consuman drogas intravenosas, dando asistencia médica, ayuda en caso de sobredosis, agujas limpias y apoyo para los interesados en realizar un proceso de rehabilitación.

El organismo no ofrece ningún tipo de droga.

Desde su inicio, en 2003, han supervisado más de un millón de inyecciones. Dicen haber tenido mas de 1.400 casos de sobredosis, pero todos fueron controlados por el personal médico presente en el sitio.

Según reportes de las oficinas de salud de Columbia Británica, las muertes por sobredosis han caído un 35% en la región desde que Insite abrió sus puertas.

Ciudades como Toronto, Victoria y Montreal han mostrado sus intenciones de abrir sitios parecidos.

Fuente: CBC