sábado, 20 de agosto de 2011

Píldoras de placenta: el nuevo negocio de una mujer de Saskatoon

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Una mujer de Saskatoon está convirtiendo un antiguo remedio tradicional en un producto comercial y, sobretodo, fácil de digerir.

Marlese Assman se dio a conocer por fabricar unas píldoras hechas de placenta humana, destinada a las madres que acaban de dar a luz.

Muchos mamíferos comen la placenta luego del parto, una práctica que es muy esporádica en el ser humano, aunque ha ganado popularidad en los últimos años.

Assman recibe la placenta de parte del cliente, la pone al vapor, deshidrata y convierte en un polvo que luego introduce en cápsulas de gel azul.

Muchas culturas suelen comer los tejidos de la placenta de manera directa. El método de la mujer de Saskatoon ha ganado popularidad por hacer más fácil el proceso de digerir la placenta.

El comer la placenta mejora los síntomas postparto, según muchos especialistas, aumenta la energía,  regenera tejidos, elimina el insomnio y estimula la producción de leche materna.

Assman dice que escuchó sobre la ingesta de placenta por primera vez en un podcast sobre embarazo. “En principio pensé:  ‘¡¿Qué?!’ pero fue suficiente para obligarme a investigar más”, dice.

Ahora, la mujer recibe órdenes todos los meses, un pequeño negocio que le genera unos cuantos cientos de dólares extra al mes.

La comunidad médica no ha encontrado evidencia que demuestre las propiedades de la placenta, aunque eso no ha evitado que la popularidad de la práctica aumente.

Fuente: CBC