jueves, 1 de septiembre de 2011

Prevén un otoño más frío de lo normal para las costas este y oeste

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Los canadienses de la costa pacífica, así como los de Canadá Atlántico deberán prepararse para un otoño más frío de lo normal, según informó hoy Environment Canadá (Ambiente Canadá) en su proyección de los próximos tres meses.

Para la mayoría del resto del país, las temperaturas estarán sobre lo normal desde septiembre hasta noviembre, de acuerdo con el reporte.

Los niveles de precipitación para el período estarán también por debajo de lo normal para las Prairies y el Canadá Atlántico, pero sobre lo regular en el resto del territorio.

Considerando la precisión de la proyección históricamente, la meteoróloga de CBC, Johanna Wagtaffe, aseguró que hay coincidencia en el reporte del tiempo, particularmente el de las costas, el norte de Ontario y Quebec, pero que hay menos confianza en la previsión sobre las lluvias.

La experta dijo que en las estaciones transitorias –primavera y otoño- hay cambios muy dramáticos en el clima.

Una previsión sobre “lo normal” puede traducirse en que las temperaturas variarán de lo más frío a días calurosos, con promedios por encima de lo normal, no que todos los días serán más calurosos.

Los pronosticadores de la ONU dijeron hoy que hay más oportunidad de que el fenómeno La Niña se desarrolle durante lo que queda de año.

La Organización Mundial Meteorológica dijo que ahora hay 50% de probabilidades de que el fenómeno se desarrolle. La previsión inicial era de 25%.

Si las condiciones se desarrollan, se espera que sea de débil a moderada. Los espectadores indicaron que es muy baja la posibilidad de que haya una incidencia de El Niño.

La Niña ocurre cuando el océano está más frío de lo normal, generando lluvias que afectan a los países y que forman un cinturón que recorre de este a oeste y ocupa desde el norte del Ecuador, debajo de Australia y el Pacífico Sur. También está asociada con las condiciones de sequía para el este de África, el suroeste de Asia y el sur de los Estados Unidos.

El fenómeno, de intensidad moderada, dominó el Océano Pacífico tropical desde septiembre de 2010 hasta febrero de 2011. Se disipó en mayo de este año.

Fuente: CBC