martes, 6 de septiembre de 2011

Alertan sobre peligros del uso de fármacos estimulantes entre estudiantes

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Estudiantes de institutos y universidades canadienses abusan de drogas estimulantes como el Ritalin para mejorar su rendimiento académico sin conocer los riesgos que esto implica.

Editores del periódico de la Asociación Médica Canadiense instaron este martes a los administradores de los campus universitarios a emprender acciones claras para educar a los estudiantes sobre los riesgos del uso de estas drogas.

Los jóvenes tienden a abusar de fármacos bajo prescripción como el metilfenidato o Ritalin y la atomoxetina o Adderall, para obtener una mejora en su desempeño académico, mayor atención y prolongados estados de alerta, explica el doctor Daniel Rosenfield de la Universidad de Toronto.

Sin embargo, el efecto obtenido de acuerdo con pruebas realizadas también se logra en quienes ingieren un placebo.

“Debemos recordar que los estudiantes que consumen estos fármacos probablemente tienen la mejor intención pero necesitan información para tomar la decisión correcta”, indicó el equipo editorial.

“Al igual que el dopaje en los deportes, el abuso de estas drogas que realizan nuestros mejores estudiantes debe dejar de verse como normal y comenzar a percibirse como trampa o abuso de drogas, así de simple”.

Comparación con la cocaína

Extrapolando datos de investigaciones entre personas con déficit de atención o hiperactividad, los potenciales riesgos del abuso de estimulantes incluyen dependencia, depresión, sobredosis, alteraciones en el ritmo cardiaco, hipertensión e incluso la muerte.

Estudios realizados determinaron que el potencial adictivo del Ritalin es similar al de la cocaína.

Los editores advirtieron que las autoridades universitarias deben estar alertas ante el abuso de estas sustancias así como lo hacen con el consumo de bebidas alcohólicas entre menores, ya que podrían recibir cargos por corresponsabilidad con las consecuencias de esta práctica. 

Sugirieron que las instituciones postsecundarias inicien campañas educativas como las realizadas para combatir el consumo de cigarrillos.

Fuente: CBC