viernes, 22 de julio de 2011

Jason Kenney, los inmigrantes y la nueva base de los Conservadores

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Jason Kenney llegó hoy a Montreal para discutir sobre la inmigración en Canadá y debatir las formas que se deben aplicar para integrar a quienes llegan al país norteamericano.

La parada del ministro de Ciudadanía e Inmigración en el área metropolitana forma parte de una agenda de consulta, mientras el titular de la cartera redefine su relación con este nuevo segmento de la base de los Conservadores, luego de haber alcanzado el rol como ministro.

En la elección de 2008, los nuevos canadienses representaron la mayoría de la población en sólo tres de los distritos electorales de este partido. Los Liberales, a pesar de que ganaron casi la mitad de los asientos, como los Conservadores, tomaron un gran número mayoritariamente de inmigrantes.
Previo a las elecciones federales de este año, el panorama no fue tan favorable para los “Tories”. Una encuesta revelada en marzo, justo cuando la campaña para los comicios comenzó, encontró que 38% de los inmigrantes pensaban votar por los Liberales, 32% por los Conservadores y 21% por el NDP.
Pero cuando los canadienses votaron, los Conservadores aumentaron su cosecha con mayorías inmigrantes. Casi la mitad de los asientos ganados por los “Tories” alrededor de todo el país, tiene mayorías inmigrantes. El NDP sólo ganó cuatro asientos con mayoría inmigrante, mientras que los Liberales obtuvieron cinco.
En general, 20% de los votantes representados por los Conservadores provienen de otros países, casi similar al promedio nacional. De hecho, casi 60% de los inmigrantes que viven en Canadá, ahora están establecidos en distritos regidos por los “Tories”.
Cuando el Primer Ministro, Stephen Harper nombró su Gabinete después de las elecciones de hace tres años, Kenney era considerado entre los favoritos para la promoción. Que el miembro parlamentario del sureste de Calgary haya mantenido su cargo puede ser un reflejo de lo bien que ha manejado el trabajo a los ojos de Harper.
Esta semana, se pudo conocer que el Gobierno revocaría a 1.800 personas que habían obtenido la ciudadanía a través del fraude. Mientras tanto, Kenney dio un mensaje que quizá los inmigrantes no quería escuchar, diciendo que Canadá “no tiene los recursos o la habilidad para integrar a un millón de nuevos inmigrantes cada año”.
“Tenemos bastantes aplicaciones de padres y abuelos acumuladas durante siete años. Y este problema está empeorando”, dijo Kenney.
Sin embargo, los Conservadores están todavía dominando en las encuestas entre los que vienen de otras naciones. El último sondeo realizado por Abacus Data, dijo que 46% de los inmigrantes apoyan a los conservadores, comparado con 29% que están con el NDP y 21% con los Liberales.
Los alcances que han hecho los “Tories” en la población inmigrante de Canadá, la cual ha favorecido históricamente al Partido Liberal, sugieren que el panorama político del país ha cambiado considerablemente. SI Kenney puede mantener estas buenas relaciones con los nuevos ciudadanos canadienses, los Conservadores tendrán una fuerte posición en la próxima elección y, quizá, en todos los comicios que estén por venir.

Fuente: The Huffington Post