Viernes, 22 de Julio de 2011

El fugitivo chino llegó a Beijing desde Vancouver para enfrentar cargos ante la justicia de su país

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Un juez que decide el destino de un chino fugitivo tuvo más argumentos del Gobierno que razones legales, según el abogado del afectado.

David Matas es altamente crítico de la decisión de Michel Shore, de la Corte Federal de Justicia, de enviar a Lai Changxing de regreso a China.
El juzgado finalizó así una odisea de Lai en Canadá, quien ha estado con y sin custodia de la oficina de inmigración y de refugiados en varias oportunidades, mientras luchaba por quedarse en el país.
Lai, de 52 años de edad, llegó a Beijing hoy desde Vancouver, según reportó la AP. Se espera que enfrente cargos de soborno, contrabando y evasión de impuestos. No hay anuncio oficial sobre el regreso de Lai, pero de acuerdo con la información del aeropuerto de la ciudad, el vuelo ya había aterrizado.

Más temprano:

El fugitivo chino Lai Changxing perdió la batalla en la Corte Federal para suspender su deportación.

El juez Michel Shore decidió que Lai falló en satisfacer los criterios para conseguir una anulación de su orden de deportación.

Shore dice que la vida del ciudadano chino no corre peligro en caso de volver a su país, fundamentándose en el compromiso del gobierno de la nación asiática, que aseguró que Lai no será ejecutado ni torturado y que recibirá un juicio justo.

Pero su abogado, David Matas, señala que su cliente nunca recibirá un juicio justo. “Se convirtió en el blanco mediático de la lucha contra la corrupción hacia algunos miembros del Partido Comunista”, indicó.

Pero el abogado del Gobierno, Jan Brongers, dice que China no arriesgará dañar su reputación en caso de romper el compromiso que hizo ante Canadá. “Si rompen el acuerdo se hará más difícil que el resto de los países vean como algo seguro extraditar a fugitivos chinos”.

La decisión revierte un dictamen previo del Comité de Inmigración y Refugio, que había determinado la liberación de Lai.

Fuente: CBC y The Huffington Post