miércoles, 3 de agosto de 2011

Atrasos en el aeropuerto de Halifax y fallas del servicio eléctrico a consecuencia de tormentas eléctricas

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Cientos de pasajeros se vieron obligados a sentarse por horas en los aviones, mientras varios sectores de Halifax y Nueva Escocia fueron azotados por una tormenta eléctrica.

El Aeropuerto Internacional de Halifax declaró ayer en la noche un alerta roja, el cual mantuvo a los trabajadores de la terminal al interior de la estructura durante unas seis horas.

Ashley Gallant, vocera del aeropuerto, dijo que al menos 25 vuelos que aterrizaron debieron esperar en la pista hasta que fuera seguro que llegaran a las puertas asignadas.

Los pasajeros debieron dormir en el aeropuerto en los espacios que lograron conseguir. Personal de CBC pudo desembarcar a la 1 am. Para esa hora, algunos vuelos todavía estaban retrasados, lo que forzó a muchos viajeros a pasar la noche en la terminal.

“La peor parte fue tener que quedarse aquí”, dijo Michael Tucker, cuyo avión aterrizó justo antes de las 9:00 pm en Halifax. “Hasta el piloto comentó que en sus 22 años nunca había visto una tormenta como esta”.

Otros pasajeros dijeron a CBC que no tenían ropa seca porque su equipaje se encontraba en la pista bajo la lluvia al momento de la tormenta.

Bonnie McKay, de Goose Bay, viajaba con su familia. Llegó al  aeropuerto ayer a las 11:30 am. “Nuestro vuelo fue atrasado tantas veces. Debimos pasar la noche donde pudimos. Nuestras maletas fueron dejadas en plena lluvia y ahora no tenemos ropa. Así que tuvimos un viaje terrible”.

En algún punto de la tormenta hasta el servicio eléctrico de la infraestructura falló.

“Sólo queremos dejar este aeropuerto”, dijo McKay, quien gastó 8.000 dólares en los boletos de avión. “Ahora estoy tan molesto”, comentó.

Las consecuencias de la tormenta  también se sintieron en los hogares de esta región. Más de 14.000 viviendas y locales comerciales se quedaron sin luz ayer en la noche.

En el aeropuerto cayeron más de 64 milímetros de lluvia. Las luces de las vías fueron dañadas por los rayos, pero ya fueron reparadas.

Esta mañana, la actividad de la terminal volvía a su normalidad, a pesar de que algunos vuelos fueron cancelados. Los oficiales del aeropuerto aseguraron que tomará un día el normalizar el flujo de los aviones.

El 2 de junio pasado también fue necesario decretar un alerta roja en la misma estancia.

Fuente: CBC