Viernes, 5 de Agosto de 2011

Charkaoui y Abdelrazik habrían intentado explotar un avión que partió de Montreal

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Una conversación interceptada en el año 2000 por el Service Canadien du Renseignement de Sécurité (SCRS) implican nuevamente a Adil Charkaoui y Abousfian Abdelrazik, dos individuos largamente sospechosos de planificar atentados terroristas.

Según el documento, que contiene los detalles de la conversación, los dos hombres habrían complotado para volar un avión en pleno vuelo. El cotidiano La Presse obtuvo una copia del documento de cuatro páginas, clasificado secreto, que transcribe la conversación ocurrida en el verano del año 2000.  

Charkaoui habría tenido la intención de volar un avión francés que partiría de Montreal hacia París. Durante la discusión, el hombre de origen marroquí explica a Abdelrazik que seis terroristas podrían embarcarse en el avión elegido. En el momento que su interlocutor le manifiesta sus dudas ante esta estrategia, Charkaoui vuelve a la carga indicando que será “simple” hacer explotar el avión con la ayuda de un potente explosivo disimulado en un llavero.  

El documento, redactado en el 2004, estaba orientado a advertir a los responsables de la seguridad de Transportes Canadá, de la liberación próxima de Abdelrazik, quien estaba entonces preso en Sudan, su país de origen.  

Adil Charkaoui se manifiestó estupefacto de la divulgación de este documento, sosteniendo que Canadá trata de difamarlo.  

Por su parte, los abogados de Abousfian Abdelrazik encuentran sospechosa que esta información fuera divulgada, en el momento que su cliente trata de que sea retirado su nombre de la lista de individuos asociados a Al-Qaida.  

Charkaoui fue arrestado en el 2003 por la SCRS sospechoso de estar aliado a Al-Qaida y fue encarcelado durante 21 meses. En el 2009, los tribunales lo exculparon de todo delito y en respuesta Charkaoui demandó a Ottawa por 25 millones de dólares.  

Abdelrazik, llegó a Canadá hace 20 años y estuvo vigilado por la SCRS desde 1996, por las mismas razones que Charkaoui. Arrestado y encarcelado en Sudan en el 2003, la Corte federal pidió su repatriación a Canadá que se hizo efectiva seis años después. También demandó a Ottawa por 27 millones de dólares.  

Fuente: canoe.ca