Martes, 5 de Julio de 2011

Fin de la misión de combate en Afganistán: canadienses entregan el mando a los americanos

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Los soldados del 22° Regimiento Real entregaron el comando de las operaciones en Kandahar a las fuerzas americanas, finalizando la misión de combate de los canadienses en Afganistán.

La responsabilidad del comando en el distrito Panjwayi quedará, no obstante, en las manos de los canadienses por los próximos días, pues las tropas estarán dirigidas por el general de Brigada, Dean Milner.

La gran mayoría de los militates de origen canadiense ya dejaron el campo de batalle en Kandahar. Sólo restan en lugar algunos soldados que servirán aún en la región con el objetivo de ayudar a los americanos.

La ceremonia, que pretendía resaltar la transferencia de los poderes, se celebró cerca de la base de Ma´sum Ghar, en el complejo de las tropas nacionales afganas. Los canadienses habían librado allí sus primeras batallas hace cinco años, en la búsqueda de los insurgentes de la región.

El teniente coronel Michel-Henri Saint-Louis, que dirige el 1er Batallón Real del 22° Regimiento Real de Valcartier desde 2009, precisó que esta base representaba los sacrificios de los militares canadienses durante cinco años. “Es simbólica. Ha sido el corazón de nuestro despliegue y testigo del número de nuestros sacrificios”, aseguró.

El mando de la unidad americana que relevó a los canadienses, el teniente coronel Steve Miller, indicó que la región que “heredó” es mucho más tranquila de lo que esperaba.

El Parlamento había decretado en 2008 el fin de la misión del combate canadiense en Afganistán, el cual entraría en vigor en julio de este año. El Gobierno conservador anunció en ese momento que 950 militares permanecerán en las regiones más estables hasta el año 2014. El objetivo es entrenar a las fuerzas gubernamentales afganas.

Desde el comienzo de la misión en 2002, 157 militares perdieron la vida en Afganistán. Francis Roy fue la víctima más reciente, aunque su muerte no estuvo relacionada al combate.

Dos trabajadores humanitarios, un periodista y un diplomáticos también perdieron la vida.

Fuente: Radio Canada