Viernes, 8 de Julio de 2011

Comisión parlamentaria: antisemitismo crece en las universidades canadienses

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

El antisemitismo dentro de las universidades canadienses se está convirtiendo en una amenaza que el Gobierno necesita atacar, según determinó una investigación hecha por el Parlamento.

La Coalición Parlamentaria Canadiense para Combatir el Antisemitismo presentó su reporte este jueves luego de dos años de audiencias.

Según el estudio los crímenes hacia la comunidad judía están aumentando en Canadá, especialmente en las universidades. Así mismo, plantea varias recomendaciones al Gobierno Federal, como trabajar con los servicios de seguridad para primero definir los parámetros del concepto de antisemitismo, así como tomar en cuenta los niveles del mismo en los países de los cuales viene la inmigración al país.

“Tenemos una limitada capacidad para medir los crímenes contra judíos a lo largo del país”, dijo el parlamentario conservador, Scott Reid. “Se necesita reportes más detallados para poder entender la naturaleza de las actividades antisemíticas, tanto criminales como no.

 Un total de 74 testigos participaron en las 10 audiencias realizadas. Un total de 20 parlamentarios conformaron la comisión, entre judíos y no judíos, de todos los partidos políticos. Los miembros del Bloc Québécois dejaron la comisión en 2010 por decir que ésta tenía un prejuicio.

“Tenemos una situación de miedo e intimidación en los campus de nuestras universidades”, dijo el ex parlamentario liberal, Mario Silva, quien dirigió las audiencias. “Estamos de acuerdo con la libertad de expresión, no es cuestión de eliminarla, pero los administradores tienen la responsabilidad de garantizar la seguridad de sus estudiantes”.

Silva hacía mención a eventos como la Semana Israelí del Apartheid, un evento anual a lo largo de Canadá que se opone al trato de Israel hacia los Palestinos y pide boicots y sanciones contra la nación judía.

La comisión recomienda al Gobierno promover y patrocinar conferencias en universidades que busquen contrarrestar eventos como este.

Muchos criticaron a la comisión por no aceptar voces disidentes dentro de sus testimonios. El Congreso Islámico Canadiense y la Voces Independientes Judías no pudieron participar en las audiencias. Silva respondió alegando que este tipo de organizaciones no contribuían en el debate. “Ellos preferirían centrarse en atacar el trabajo que hacemos”, dijo.

Wahida Valiante, presidenta del Congreso Islámico Canadiense, dijo que la discusión debería ser más incluyente, para así ayudar a otras comunidades que son víctimas de racismo. “Tomemos una perspectiva comprensiva hacia el problema. No dejemos a nadie por fuera”, señaló.

Según el  grupo judío B’nai Brith en 2010 se presentaron 1.306 incidentes antisemitas en Canadá. Su directora, Anita Bromberg, dice que el reporte puede ayudar a conseguir una política de cero tolerancia hacia los crímenes de odio contra todas las comunidades, no sólo la judía.

Fuente: National Post