Lunes, 11 de Julio de 2011

Bell propone ante la CRTC nuevo plan de internet basado en el uso

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

El organismo regulador de las telecomunicaciones en Canadá inició una serie de audiencias para medir el impacto de un nuevo sistema a la hora de cobrar por servicios de internet.

Uno de los puntos a tratar son las consecuencias que tendría en los precios y la oferta de productos un cambio en la manera que los grandes operadores de internet cobran a empresas independientes.

Un grupo alega que fijar un sistema de pago en base al consumo afectaría a muchas pequeñas empresas que basan su oferta en planes de descarga ilimitados.

Bell, empresa que impulsa el sistema de pago en base al consumo, pasó gran parte de la mañana argumentando a favor de su propuesta. El plan presentado ante la Comisión Canadiense de Radio Televisión y Telecomunicaciones plantea un paquete prepago para las empresas independientes, en el que cobraría $200 por cada terabyte utilizado bajo un tope y 29.5 centavos por cada gigabyte extra.

“El modelo de cobro por acceso a internet al mayor debe motivar a las grandes empresas y a las compañías independientes a invertir en sus respectivas redes y maximizar su innovación”, dijo Konrad von Finckenstein, director de la Comisión reguladora.

“Examinaremos las propuestas desde un punto de vista que dé a las empresas independientes de servicios de internet, la flexibilidad para ofrecer servicios innovadores y varias opciones en cuanto a precio”, agregó.

Las audiencias durarán cuatro días. La CRTC determinará al final las tarifas para los servicios al mayor de internet residencial.

La propuesta original de Bell levantó la ira de un gran sector del país. Su modelo basado en un tope de uso, con sobrecargo por consumo extra, obligaba a las empresas independientes a ofrecer planes idénticos a los que Bell aplica a sus clientes. La pequeña industria dice que de esa manera sería imposible diferenciarse dentro del mercado.

Bell respondió alegando que sus clientes están más que felices con el sistema de pago por uso a pesar de toda la controversia que se ha generado. Además, dicen que un tope de uso es necesario para controlar la congestión que los usuarios fuertes ocasionan en la red.

Según un vocero de Bell, las empresas independientes son responsables del 29 por ciento del tráfico de Ontario en la red de la empresa, aunque sólo poseen el 17% de los clientes.

La empresas independientes han respondido con un plan basado en picos de uso. El modelo tomaría una muestra de los momentos de uso más alto y cobraría a las empresas subcontratistas en proporción al uso durante esos picos.

Bell refutó el modelo diciendo que la lectura de los picos puede ser incorrecta y que además no soluciona el problema de la congestión en las redes.

Pero para las pequeñas empresas son las grandes empresas las que tienen que invertir para actualizar y expandir las redes.

Fuente: CBC