Martes, 12 de Julio de 2011

Autoridades recomiendan tomar previsiones ante altas temperaturas

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Llegó la canicule. Llegó otra vez el calor y la humedad a Montreal y la región sur de Quebec. Las autoridades ya están alertas ante las posibles consecuencias.

El año pasado, cerca de 100 personas murieron por las elevadas temperaturas, a pesar de las medidas que activaron tanto entes de salud pública como de seguridad. Las autoridades harán todo lo posible porque este año no se repitan las tristes estadísticas.

La temperatura podría superar hoy los 35 grados Celsius, considerando el factor humedad. Se espera que la canicule se extienda por al menos consecutivos.

La Dirección de Salud Pública recuerda que algunas personas son más sensibles al calor. Por ello, recomienda a las personas vulnerables evitar los esfuerzos físicos y buscar sitios frescos.

Trabajadores en riesgo

De acuerdo con la Comisión de Salud y Seguridad del Trabajo, 70 trabajadores québécois sufren de “golpes de calor” cada año.

“Es necesario que se aseguren de usar la vestimenta adecuada, que sea ligera y que permita la evacuación del sudor. También es recomendable tomar agua cada 20 minutos”, comenta el vocero del organismo Éric Arseneault.

Recuerda a los patrones que los trabajadores deben hacer sus actividades en lugares con sombra y en donde puedan descansar. Deben tener también pausas más largas y más frecuentes.

Entre 2005 y 2009, cuatro empleados perdieron la vida como consecuencia de las altas temperaturas.

La ola de calor persiste en Los Estados Unidos

Hasta ahora, 23 estadounidenses han sido afectados por el calor. Las alertas de las temperaturas intensas están vigentes en el centro y el sur, donde el termómetro podría estar mostrando hasta los 40 grados.

Desde Oklahoma hasta Connecticut, muchos récords fueron superados y ya se reportó un muerto.

En Nueva York se siente 34 grados, por lo que el alcalde, Michael Bloomberg,  pretende abrir 450 centros de refrescamiento en la ciudad.

El calor debe durar algunos días, antes de que se transforme en tormentas eléctricas.

Fuente: Radio Canada