lunes, 18 de julio de 2011

Los casados tienden a conseguir atención médica más rápido ante ataques al corazón

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Esposos, cuidado: un nuevo estudio ofrece más evidencia de que ustedes están mejor gracias a sus esposas.

De acuerdo con el informe, los hombres en relaciones están llegando al hospital más rápido después de sufrir un ataque al corazón. Las mujeres no corren con la misma suerte.

El informe fue publicado hoy en el periódico de La Asociación Médica Canadiense. En él se demuestra que los hombres casados o que viven en pareja, consiguen atención médica más rápido que los solteros, cuando tienen los síntomas de un infarto.

Sin embargo, este efecto no es el mismo en el caso de las mujeres que están casadas o que viven en pareja.

El estudio estuvo liderado por Clare Atzema, especialista del Instituto Clínico de Ciencias Evaluativas (Toronto). En él participaron 4.403 personas que ingresaron a diversos hospitales entre 2004 y 2005 por dolores de pecho, que fueron posteriormente diagnosticados como ataques al corazón.

Se encontró que 65% de los hombres que viven en pareja fueron al hospital después de seis horas de comenzar a sentir los síntomas. En el caso de las mujeres, la estadística es similar.

El estudio puede indicar cómo las mujeres asumen el rol de cuidadoras de sus esposos en tiempos de crisis, lo cual no ocurre en el caso de los hombres.

“Creo que lo que pasa es que las mujeres toman el papel de cuidadoras y los hombres simplemente no lo hacen”, dijo Atzema.

Informó que incluso los hombres que no están con sus parejas al momento de los síntomas,  pueden inclinarse más en buscar tratamiento antes que enfrentar a sus esposas, quienes los reprenderán por procrastinar.

Estudios pasados muestran que los hombres en pareja también son menos propensos a morir por enfermedades cardiovasculares, en comparación con los solteros. Atzema argumenta que la tendencia a buscar tratamiento más rápido gracias a la ayuda de las mujeres, puede ser la razón.

El reporte también demuestra que las mujeres divorciadas tienden a atrasar más la búsqueda de la atención médica preventiva.

En este sentido, la experta especula que la razón puede estar vinculada al hecho de que las mujeres tienden a tener más dolores de pecho porque están constantemente bajo presión, como resultado de estar a cargo de los niños, lo que se traduce en más trabajo.

“Será interesante hacer este estudio nuevamente en 30 años”, aseguró. “Los roles del género son mucho más fluidos de lo que eran en el pasado. Es un informe de pacientes con enfermedades del corazón, por ende, se trata de personas mayores, una generación diferente, en la que los roles están mucho más definidos”, agregó.

Otro de los hallazgos del estudio es que los hombres del sur de Asia son más rápidos en obtener tratamiento ante los dolores del pecho. Se conoce que éstos son más vulnerables a estas enfermedades, por lo que posiblemente han incrementado su cuidado ante los síntomas y a la seriedad que dan a los ataques al pecho.

Fuente: The Gazette