lunes, 18 de julio de 2011

Relaciones comerciales entre China y Canadá van viento en popa

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

El ministro de Asuntos Exteriores John Baird, afirmó que las relaciones con China seguirán mejorando y que se espera que el comercio y las inversiones en el país sigan aumentando.

Es la primera vez que Baird viaja a China bajo el cargo de ministro de Asuntos Exteriores. Ayer, Baird discutió con su homólogo Yang Jiechi sobre comercio, inversiones y derechos humanos.

Desde Beijing, el ministró Baird declaró en una teleconferencia que la discusión y el compromiso son muy importantes para mejorar las relaciones entre los dos países.

Stephen Harper visitó China en 2009 y las relaciones han mejorado mucho desde ese entonces. “China es ahora nuestro segundo socio comercial” afirmó John Baird. “En Canadá, hay 14 millardos de dólares en inversiones chinas, mientras que en China hay 4 millardos de dólares en inversiones canadienses”

Los ministros Baird y Yang también discutieron sobre las inversiones chinas en el sector de recursos naturales en Canadá. “Nosotros estamos abiertos a otras inversiones. Nuestro gobierno estará siempre dispuesto a intervenir para defender el interés nacional si los negocios no aportan un beneficio neto para Canadá” declaró Baird.

El ministro se irá de China el próximo jueves para dirigirse a Bali, en Indonesia, en donde participará en una reunión de ministros de la Asociaciones de Naciones del Sureste Asiático. 

Sobre el criminal más buscado de China

El dossier de uno de los criminales más buscados por el gobierno de China seguirá su curso normal, sin ninguna intervención del gobierno canadiense.

El hombre de negocios Lai Changxing, se encuentra detenido en Canadá y lleva peleando más de una década para no ser extraditado a China. El hombre está acusado de haber elaborado una red de tráfico ilegal de bienes, la cual generó varios millones de dólares.

El ministro Baird explicó que la justicia canadiense analizará el dossier como cualquier otro, y que él no jugará ningún papel en el asunto.

Años atrás, el gobierno conservador había sido criticado por descuidar las relaciones con China. Hoy en día, el ministro Baird asegura que las cosas han cambiado mucho.

Fuente: Cyberpresse