jueves, 23 de junio de 2011

Futuro de la industria nuclear se ve incierto después de Fukushima

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

La situación ocurrida en la planta nuclear japonesa de Fukushima, ha enviado alertas a la industria atómica a lo largo de todo el mundo. Canadá no está inmune a los sentimientos antinucleares que recorren muchas partes de Europa.

Pero los expertos de esta industria insisten en que la demanda creciente de electricidad y las restricciones en las emisiones de carbón, no hacen sino garantizar el progreso de esta actividad en el futuro canadiense.

 Tres reactores en la planta Fukushima Daichi fusionaron en Marzo tras el terremoto y el tsunami que se registró en la costa noreste de Japón. A tres meses del evento, Alemania optó por eliminar, progresivamente, todas las plantas nucleares de aquí al año 2022, mientras que en Italia se realizó un referéndum en el que se votó en contra de la energía nuclear.

Esta semana, la Agencia Internacional de Energía Atómica, está liderando una conferencia en Viena, en la que participan más de 150 países. El debate se centra en el futuro de esta industria y en cómo hacerla más segura. La IAEA, por sus siglas en inglés, también espera presentar un detallado informe de la fusión registrada en Fukushima, que se supone será crítico a la preparación de Japón ante catástrofes de esta naturaleza. Al menos así resaltó el Walt Street Journal.

La industria reevaluará sus políticas de regulación en cuanto a las tecnologías de seguridad, dijo Greg Schmidt, presidente del Consejo de Energía de Canadá.

 Algunos expertos insisten, a pesar del escrutinio, que la energía nuclear seguirá siendo parte de una mezcla de métodos para generar electricidad y así satisfacer la demanda creciente de Canadá. Eso será así hasta que otras tecnologías de energía puedan producir la misma cantidad necesaria con las mismas emisiones bajas de carbón

“El punto esencial es que en Norteamérica, los problemas alrededor de la seguridad nuclear y la confianza sobre las fuentes del exterior en cuanto al petróleo y al gas, seguirán pesando más que las preocupaciones sobre el tema nuclear”, indicó John Luxar, investigador especialista en materia nuclear y de análisis de seguridad de la Universidad McMaster, de Hamilton.

 “Habrán informes claros y cuidadosos en cuanto a la seguridad nuclear y a los estados de preparación ante las emergencias, basados en el evento ocurrido en Fukushima. Pero su impacto solo retrasará, un poco, el proceso que se ha desarrollado en Norteamérica para nuevas industrias nucleares”, señaló.

Canadá tiene 22 instalaciones nucleares, localizadas en Ontario, Quebec y Nuevo Brunswick, de acuerdo con la Asociación Nuclear Canadiense. Algunas de ellas (Ontario y NB) están siendo restauradas.

Fuente: The Huffington Post