domingo, 28 de agosto de 2011

Lugares famosos inmortalizados por las series pero que nunca existieron en la realidad

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:

La mayoría de los restaurantes, cafés o bares que se volvieron famosos a través de las series de televisión, transmitidos en el mundo entero, solo existieron en la imaginación de los guionistas de la televisión, jamás existieron en la realidad.

Elcomercio.pe

Un vistazo a los lugares que inmortalizaron famosas series de televisión.    

LA FONDA DE DOÑA FLORINDA

fue uno de los ingeniosos giros que Roberto Gómez Bolaños le dio al “Chavo del Ocho” tras la partida de Quico y ‘Ron Damón’. El lugar estaba ubicado a unas cuadras de la vecindad y tenía al Chavo como mesero, que más que ayuda era un estorbo: rompía platos, confundía pedidos y arrasaba con la comida. Aunque Doña Florinda prefería llamarlo restaurante para todos era una “simple fonda”, que casi nunca se vio llena. Las pocas personas que llegaban no iban precisamente a comer: Jaimito, el cartero, a repartir la correspondencia y la Chilindrina a gorrear algo de comida y el profesor Jirafales por su tacita de café. Tenía un solo baño con un letrero en la puerta que cambiaba de damas a caballeros.  

EL CENTRAL PERK

Antes de que el Central Perk se convirtiera en un café, los chicos de Friends ya se reunían en él. Se trataba de un bar con una mesa de billar y una simpática rocola. Años después sufriría una remodelación total y llegaría el famoso sillón donde Rachel, Chandler, Ross, Joey, Phoebe y Mónica mataban el tiempo. Incluso, dio trabajo a varios de los personajes: Rachael fue por mucho tiempo mesera para alegría de Gunther, que durante las 10 temporadas vivió enamorado de ella. Joey también fue mesero aunque con poca suerte. Y Phoebe, guitarra en mano, se presentó durante muchas noches en el café, para suplicio de los clientes.  

EL BAR DE MOE

Era la parada fija para los borrachines de Springfield luego del trabajo. Cuando Homero no está en casa, Marge sabe que el buen Moe lo tiene en un lugar seguro: en la barra del bar junto a una Duff bien helada. Barney debe ser el mejor cliente, aunque Lenny y Carl (los inseparables amigos de Homero) no se quedan atrás. A la Taberna también llegaron grandes estrellas como los Red Hot Chili Peppers o Aerosmith. Incluso hasta el recontra cristiano de Ned Flanders y la pequeña Maggie cayeron en su barra.  

EL ARNOLD’S

Ubicado en Milwaukee (Wisconsin), el Arnold’s era el lugar de reunión de la pandilla de Richie Cunningham. Ahí, el ‘colorao’ junto a sus amigos “Potsie” y Ralph intentaban ligar a las chicas, casi siempre con poco éxito. Solo el ganador de “Fonzie” podía hacer que esta banda de ‘Losers’ pueda ganar un poco de respeto. La especialidad de este restaurante eran los milkshakes y las hamburguesas. En aquella época no eran pocos lo que buscaban un lugar parecido en Lima. ¿Quién dijo Tip Top?.  

EL MAX

Al terminar las clases en el Instituto Bayside, Zack Morris y su manchita (Screech, Lisa, Slater, Kelly, Jessie) iban al mítico Max para conversar y pasar ‘Cool’. Para los jóvenes de la época, la cafetería —cuya especialidad eran las hamburguesas- cumplía todos los requisitos: ambiente juvenil, comida, juegos y buena música. El propietario de este local era Max, un tipo que se daba tiempo de cocinar, atender a la gente, conversar con ellos e inclusive darle consejos a sus amigos. El lugar era tan importante para Zack y sus amigos que en uno de los capítulos de la serie hacen una colecta para evitar el cierre del Max  

EL MONK’S CAFÉ

Es uno de los pocos lugares que no pertenece totalmente a la ficción. En Seinfeld , el exterior de este local era la popular cafetería Tom, ubicada en el centro de Broadway. El restaurante era una de las locaciones más importantes del sitcom y en sus sillones se inmortalizaron capítulos y diálogos sensacionales. Ubicados siempre en la misma mesa (la segunda pegada al muro) Jerry Seinfeld, Cosmo Kramer, George Costanza y Elaine Benes hicieron del Monk’s Café un lugar de culto para los fanáticos.  

Larry Cook, el propietario, administrador y cocinero y en sus pocas apariciones por lo general tiene una queja acerca de Kramer o George. Otro de los personajes de Monk es Ruthie Cohen, el cajero de local.  

EL PEACH PIT

Es el restaurante más famoso de Beverly Hills 90210. En el trabajaban Brandon Walsh y Dixon Wilson y muchos capítulos de la serie giraban en torno a él. El local estaba ambientado para la época, colores vivos, letreros luminosos, mesas pequeñas y mozos que se hacían amigos de los personajes. Además, de los clásicos milkshakes y hamburguesas, el lugar también se convertía en un buen espacio nocturno, si no recordemos las noches de karaoke y tragos.