Miércoles, 14 de Septiembre de 2011

Gérard Depardieu habló por primera vez sobre su incidente a bordo de un avión: sólo quería orinar

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:

El actor Gérard Depardieu habló por primera vez en público sobre su incidente a bordo de un vuelo en el que orinó en medio de un pasillo.

EFE:

El actor francés Gérard Depardieu, bromeó en un programa de televisión acerca del incidente que protagonizó el pasado mes de agosto, cuando orinó delante todos los pasajeros en el pasillo de una avión por no poder acceder al sanitario durante la fase de despegue.

“No estoy enfermo, no soy un monstruo ¡solo quería orinar!”, exclamó el intérprete de “El conde de Montecristo” en tono jocoso, después de explicar que la azafata le bloqueó la puerta del baño con su pie y le pidió volver a su sitio.

Depardieu se expresó así por primera vez sobre ese incidente en el programa que el presentador estrella Anderson Cooper tiene en la cadena estadounidense CNN, quien al comentar la noticia sufrió un ataque de risa en directo.

Varios sitios en Internet reprodujeron las imágenes de la entrevista del actor galo con el presentador estadounidense.

“Vi su risa y me hizo mucha gracia, porque es como cuando uno tiene pis y no puede parar”. Dijo Depardieu al presentador del espacio televisivo.

El ganador de un César por su papel en “Cyrano de Bergerac” explicó que, aquel día, regresó a su asiento tras la negativa de la azafata y que un amigo con el que viajaba le tendió una botella de agua vacía para que se desahogase.

“Cogí la botella y oriné, ¡Era tan bonito!”, exclamó Depardieu, antes de puntualizar que, al ser un recipiente pequeño, desbordó “un montón” por lo que la azafata se puso a chillar.

Agregó también que cuando miró a su alrededor tenía a los viajeros estupefactos captando la escena con las cámaras de sus móviles. “¿Qué pasa? ¡Solo estoy orinando!”, rió el actor, quien dijo que en Francia “todo el mundo cree que puede ser periodista”.

Aunque en un principio los testigos alegaron que el actor estaba ebrio en el momento de los hechos, Depardieu respondió con un escueto “no” a la pregunta de si había bebido alcohol.

El incidente tuvo lugar el pasado 17 de agosto en un vuelo París-Dublín, ciudad a la que se dirigía acompañado por el actor Édouard Baer para participar en el rodaje de la nueva entrega de Astérix y Obélix.

Depardieu, quien se dio a conocer en Estados Unidos con el filme “Green Card” (“Matrimonio de conveniencia”), es uno de los actores mejor pagados de Francia, con 2,7 millones de dólares (unos 1,9 millones de euros) ingresados el año pasado, según una clasificación del diario “Le Figaro”.

El actor mantiene un fuerte ritmo de trabajo, con cinco largometrajes en 2010 y una decena de proyectos previstos, entre ellos el de encarnar por tercera vez a Obélix, en “Astérix et Obélix: God Save Britannia”.