Viernes, 16 de Septiembre de 2011

Darth Vader no ha cobrado su parte de lo recaudado en taquilla por El Retorno del Jedi

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:

David Prowse, actor que puso el cuerpo del personaje de Darth Vader en la trilogía original de “Stars Wars”, lleva 35 años reclamando el porcentaje de pago relativo a la recaudación de taquilla de “El Retorno del Jedi”.

Informa así ABC

Ser el malo más célebre de la historia del cine no te garantiza cobrar lo estipulado en tu contrato. Que se lo pregunten a David Prowse, el hombre que puso cuerpo (la voz era de James Earl Jones) a Darth Vader en la trilogía original de “Star Wars”.

Hace ya un par de años que saltó a la luz la reclamación de Prowse, que exige a LucasFilm -la productora de George Lucas y propietaria de los derechos de “Star Wars”- el porcentaje pactado de la recaucación en taquilla de “El Retorno del Jedi”, la tercera entrega de la saga.

El actor lleva ya casi 35 años esperando a cobrar los beneficios que por contrato le corresponden. La excusa que mantiene George Lucas para no pagar a Prowse es que “El Retorno del Jedi” fue un mal negocio. De hecho, no solo no dejó beneficios sino que generó pérdidas.

Un argumento que, con las cifras en la mano, no se sostiene. La película tenía un presupuesto de 32 millones de euros y recaudó en taquilla en 1983 unos 475 millones de dólares. Los beneficios, por tanto, parecen evidentes, pero en la contabilidad oficial de la cinta las artimañas de los productores hicieron que el saldo del filme sea finalmente negativo.

Complejos entramados

Así lo señala una información publicada por “The Atlantic”, que destapa el rebuscado entramado de empresas y sociedades paralelas con el que las productoras de Hollywood enmascaran los beneficios para evitar pagar a los actores sus porcentajes de la recaudación en taquilla.

De hecho, el reportaje presenta un documento de Warner Bros en el que, tras enrevesadas cuentas, el saldo de ‘Harry Potter y la Orden del Fénix” arroja unas pérdidas de más de 167 millones de dólares. Otro ejemplo más de esta contabilidad “creativa” que deja sin cobrar al mismísimo Darth Vader. Y es que en Hollywood, el poder de dinero es mucho más intenso que el de La Fuerza.