lunes, 27 de junio de 2011

Corte Suprema anuló ley que prohibía venta de videojuegos violentos a menores

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró ilegal una ley que prohibía la venta o alquiler de videojuegos violentos a menores de edad.

Según los jueces la ley representa una restricción a la libertad de expresión.

Así lo reseña EFE:


El Tribunal Supremo de Justicia anuló este lunes por inconstitucional una ley del Estado de California que prohibía la venta o alquiler de videojuegos extremadamente violentos a menores de edad.

El dictamen, apoyado por siete y rechazado por dos de los magistrados del Supremo, considera que la prohibición violaba la Primera Enmienda de la Constitución, según la cual el Poder Legislativo no puede aprobar leyes que restrinjan la libertad de expresión.

El fallo, escrito por el juez Antonin Scalia, sostiene que “la ley no se coindice con la Primera Enmienda“, y añade que “los videjuegos cumplen los requisitos para ser protegidos por la Primera Enmienda”.

“Al igual que los libros, los guiones teatrales y las películas (los videojuegos) comunican ideas mediante instrumentos literarios conocidos y características distintivas del medio”, continúa el fallo, que sostiene que “los principios básicos de la libertad de expresión no varían con un medio de comunicación nuevo y diferente“.

En 2005, el Estado de California aprobó una ley que prohibía la venta o alquiler de videojuegos violentos a los menores de 18 años de edad y requería una etiqueta de advertencia en el paquete, además de la tarjeta normal de calificaciones conocido por la sigla en inglés ESRB.

La sigla corresponde a las palabras en inglés para la Junta de Clasificación de Programas de Entretenimiento, un sistema con cinco niveles: “infancia temprana”, “para todos”, “para mayores de 10 años de edad”, “adolescentes”, “maduro” y “sólo para adultos”. La legislación estipulaba una multa de hasta 1.000 dólares por cada infracción.

Los partidarios de la ley sostienen que los videojuegos muy violentos pueden dañar a los menores de edad y deberían recibir tratamiento especial, en tanto que los adversarios de la ley levantaron la bandera de la Primera Enmienda y argumentaron que el sistema ESRB era suficiente.

El veredicto del Supremo no significa que otros Estados no busquen establecer leyes similares aunque, probablemente, obtendrán el mismo resultado.