Viernes, 22 de Abril de 2011

Antes muerto que preso, declaro ex guitarrista de Callejeros

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Callejeros-2
«
El ex guitarrista de Callejeros Maximiliano Djerfy afirmó hoy que no cree que la banda “tenga que ir presa” por la tragedia del boliche Cromañón, advirtió que antes de ir a la cárcel se suicida y acusó a los familiares de las víctimas de pretender “venganza, no Justicia”.

“Preso yo no voy a ir, antes me mato. A mí me sacan con las patas para adelante de mi casa, si yo no hice nada. Este país es joda, acá meten preso a los perejiles”, aseguró esta mañana el ex músico de Callejeros al canal Todo Noticias.

“Estamos todos locos, que vayan a buscar a los delincuentes que nos roban todos los días, no a mí que estaba tocando la guitarra y se me murió mi familia. Este país es joda”, protestó Djerfy.

Por otra parte, el músico negó haber dicho que el único de los integrantes del grupo que debería ir a la cárcel es el cantante Patricio Fontanet, al aclarar que “hay que ver la responsabilidad de cada uno, no creo que la banda tenga que ir presa porque estaba tocando, nosotros no organizamos nada”.

A pesar de que en primera instancia señaló que “yo no era lo mismo que (Omar) Chabán, que el manager, que Fontanet, yo era un guitarrista y nada más”, más tarde advirtió: “No dije que Pato tenía que ir preso”.

Djerfy, quien perdió a cinco integrantes de su familia en la tragedia del boliche de Once y fue el único músico que declaró en el juicio, pidió “que investiguen bien, porque todavía no sé qué pasó, quién habilitó el lugar, hace siete años que nos remitimos a Callejeros y Chabán nada más”.

Además, el músico aseguró “todo esto (por el juicio) es negocio de abogados” y acusó a los padres de estar “lucrando con la muerte de los hijos” y que “quieren venganza los padres, no justicia”.

Respecto a la relación que mantiene con el resto de la banda, Djerfy contó que “me echaron del grupo, me quedé sin trabajo, porque no quise tocar, (porque) quería esperar el juicio tranquilo”. »

Diario La Razon