viernes, 31 de agosto de 2012

Tribunal Electoral de México rechaza argumentos de la coalición de izquierda para anular las elecciones

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El Tribunal Electoral de México declaró “infundados” todos los argumentos esgrimidos por la coalición de izquierda, liderada por el candidato Manuel López Obrador, para declarar inválidas las elecciones presidenciales del primero de julio pasado. En consecuencia, este organismo ratifica el triunfo del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

La decisión no satisfizo a López Obrador, quien se declaró en rebeldía frente a la decisión. Dijo que no reconocerá al nuevo gobierno y llamó al pueblo a la “desobediencia civil”.

Reporte de EFE

El Tribunal Electoral de México (TEPJF) ha aprobado por unanimidad desestimar la petición de nulidad de los comicios presidenciales presentada por la coalición de izquierda Movimiento Progresista, cuyo candidato fue Manuel López Obrador.

Tras cinco horas y media de debate, los siete magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral votaron a favor del proyecto de sentencia elaborado por una comisión, que declara “infundados” todos los argumentos esgrimidos por la coalición para pedir la invalidez de las elecciones del 1 de julio, que dieron la victoria al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto.

Los magistrados han expuesto ampliamente sus consideraciones jurídicas para respaldar el proyecto de sentencia, que sostiene que el pasado 1 de julio se celebraron elecciones libres y auténticas.

En sus intervenciones señalan que la demanda presentada por el Movimiento Progresista y su candidato no logró demostrar con pruebas fehacientes que hubo violaciones a la Constitución y a la legislación electoral para invalidar la elección.

La elección no debe ser invalidada, concluye el fallo, pues tras el estudio de cada una de las pruebas se confirma que los principios constitucionales fueron observados y que México “tuvo unas elecciones libres y auténticas”, ha dicho el magistrado Salvador Nava, que formó parte de la comisión.

López Obrador llama a la desobediencia civil

López Obrador ha anunciado que no acepta el resultado del Tribunal Electoral y ha llamado a la desobediencia civil “por la vía pacífica”.

En un mensaje a los medios, el excandidato presidencial ha asegurado que no reconocerá “el poder ilegítimo surgido de la compra del voto y otras violaciones graves a la Constitución”.

“Las elecciones no fueron limpias, ni libres, ni auténticas”, ha afirmado López Obrador, quien ha convocado a una manifestación el próximo 9 de septiembre en la capital mexicana para definir los pasos a seguir para defender los “derechos individuales y sociales de los ciudadanos”.

Por su parte, el PRI ha pedido “dejar atrás las confrontaciones políticas inherentes a toda contienda electoral”. En un mensaje a los medios, el presidente del partido, Pedro Joaquín Coldwell, ha exhortado “a los dirigentes y al excandidato de la coalición rival a “respetar las sólidas instituciones electorales” que tiene México y a “acatar la resolución”.

“El cumplimiento de las sentencias judiciales definitivas es el sustento de la justicia, la armonía social y la paz”, ha agregado Coldwell.

El presidente del PRI ha reiterado la plena disposición de su partido “a dialogar con todas las fuerzas políticas del país para construir acuerdos que propicien el crecimiento económico, la generación de empleos, la seguridad pública, la disminución de la violencia, el combate a la corrupción, y la transparencia gubernamental”.

La izquierda habla de irregularidades

Según el Movimiento Progresista, los comicios estuvieron marcados por la inequidad, la compra de votos, el rebase de los gastos de campaña, la parcialidad de los medios y la manipulación de encuestas en favor del candidato del PRI.

Esta demanda de la izquierda, la más importante porque cuestionaba en su totalidad los comicios presidenciales del 1 de julio, es la última de las 378 presentadas ante el TEPJF, de las cuales 27 fueron desechadas y una más sobreseída a la espera del último.

Esta sentencia abre paso para que el alto tribunal emita el cómputo final, declare la validez de los comicios y anuncie oficialmente que Peña Nieto es el presidente electo de México a más tardar el próximo 6 de septiembre.

Según el escrutinio oficial, Peña Nieto obtuvo 38,21% de los votos en las elecciones del 1 de julio, seguido por López Obrador, quien logró el 31,59% de los sufragios.

Foto: lopezobrador.org.mx.