jueves, 17 de noviembre de 2011

¿Quiénes son los actores de la crisis en Yemen?

Publicado en:
Entre Fronteras
Por:
Temas:

Hace algunos días el Presidente de Yemen,  Ali Abdullah Saleh, fue herido de consideración y llevado de urgencia al exterior para sanarlo. Dejaba un país sumido en el caos y la revuelta. Para muchos es el pueblo que espontáneamente se ha alzado para poner fin a un régimen autocrático y corrupto.

Pero, un interesante artículo Blake Hounshell, Editor en jefe del Foreign Policy intitulado ¿Quiénes son los actores de la crisis en el Yemen?, nos da una óptica un tanto diferente, que pareciera tratarse sobre todo de un conflicto entre jefes tribales, quienes aunque están enfrentados entre ellos, están de alguna manera están muy relacionados hasta por lazos familiares.

A continuación el artículo completo.

 

¿Quiénes son los actores de la crisis en Yemen?

Por: Blake Hounshell
Editor en jefe de  Foreign Policy

Tomado de www.slate.fr  Traducido del francés por la redacción de Noticias Montreal

La situación es crítica en Yémen. El 3 de junio el Presidente Ali Abdullah Saleh,y el Primer Ministre Ali Mohamed Moujawar, resultaron heridos por tiros de obus dirigidos al Palacio presidencial en Sanaa, en tanto que las tropas leales al gobierno bombardeaban a su vez la residencia del jeque Sadek al-Ahmar , el poderoso jefe de la tribu Hached en guerra contra las fuerzas del gobierno.

El portavoz del partido del presidente ha acusado a Sadek Sheikh al-Ahmar ser responsable de disparar. “Él, al-Ahmar ha cruzado todas las líneas rojas” y “ahora se encuentran en una situación difícil”, reportó AFP.

¿Quiénes son los actores de la crisis en el Yemen? Blake Hounshell, director de la redacción de Foreign Policy, nos habla sobre esta materia haciendo un retrato de los personajes y movimientos implicados

Ali Abdullah Saleh

Elegido presidente en 1978 en la entonces República Árabe de Yemen, Saleh ha gobernado el país de una forma u otra por más de treinta años, una tarea que el compara como  “bailar sobre las cabezas de las serpientes” .

Los cables diplomáticos americanos lo pintan como un astuto sobreviviente, determinado a asegurar poder y riqueza a su familia y a sus amigos, a expensas de la nación. Pero la disminución de los ingresos del petróleo ha hecho difícil mantener su red de nepotismo tribal y en los últimos años, los observadores informaron de que Saleh va perdiendo su prestancia (En el 2009 un cable señalaba que un diputado llamó al presidente “obsoleto, agotado por la guerra y cada vez más intolerante con las críticas desde dentro “).

Militar de toda la vida  (y se susurra que es un amante del whisky de contrabando), Saleh probablemente no ha llegado al final de sus estudios primarios y eso se nota. “Saleh ha proporcionado una relativa estabilidad en el Yemen se basó en su capacidad de maniobra y alianzas estratégicas, pero no ha hecho mucho para fortalecer las instituciones del gobierno o la modernización del país”, se puede leer un cable de 2005.

Su hijo mayor, Ahmed Ali, dirige las fuerzas especiales con el apoyo de los Estados Unidos, y tres de sus sobrinos ocupan los mas altos rangos militares. El mismo cable del 2005 describe a Ahmed  Ali como “la opción más obvia” para suceder a Saleh, haciendo alusión a “considerables dudas sobre sus aptitudes para hacer este trabajo.”

Los Al-Ahmar

En los últimos tiempos un conflicto feroz  ha estallado entre las fuerzas de seguridad de Saleh y los combatientes leales a Sadik al-Ahmar, el jefe de la confederación tribal Hashid, segundo grupo más grande de su tipo en el Yemen.

Hace tres años y medio, Sadik a sucedido a su padre, Abdullah, el gran patriarca de los Hashid, que murió a finales de 2007. Si Abdullah fue un aliado cercano de Saleh durante años, sus 10 hijos han decidido de oponerse al presidente en la medida que su poder se debilita.

Hussein, uno de estos hijos, ha dimitido al partido en el poder en febrero pasado y ha tratado de  ‘traidor’ a Saleh. Otro, Hamid, uno de los hombres más ricos en Yemen, es un hombre fuerte de la oposición y tiene intereses en los bancos y compañías de telecomunicaciones y medios de comunicación.

En 2009, revela un cable diplomático, Hamid ofreció a la embajada de EE.UU. en Sanaa de considerarlo dentro de un plan a gran escala para forzar la salida del poder de Saleh, promoviendo un “caos controlado” al estilo del modelo de Indonesia. La embajada no respondió.

Técnicamente, Saleh pertenece a los Hashid, por la tribu Sanhan. Pero los lazos familiares tienen sus límites en el Yemen: a finales de mayo Saleh ha ordenado la detención de los hermanos Ahmar.

Ali Mohsen al-Ahmar 
“Reputado de ser el militar más poderoso del país, a juzgar por un cable de la Embajada (de Estados Unidos) del 2005. En efecto el general de brigada Mohsen al-Ahmar, comandante de la primera división blindada.

En marzo pasado, rompió de manera espectacular con Saleh y se declará solidario con las demandas de los manifestantes, a quienes les prometió protegerlos de las represalias del gobierno.

A pesar de que ellos sean primos lejanos, Mohsen tiene razones personales para despreciar Saleh: en el 2010, el régimen yemení habría instigado a los sauditas de bombardear el cuartel general de Mohsen (al parecer, los saudíes han olido el engaño a tiempo).

Muchos también creen en Yemen que Ali Mohsen estuvo a cargo de la tarea casi imposible de reprimir la rebelión de los Houthi en el norte del país, una tarea que desempeñó con gran brutalidad.

Es muy posible que Ali Mohsen ambicione la presidencia. A diferencia de Túnez y Egipto, el ejército yemení no es una institución cohesionada -“en realidad es muy tribalizada“, dijo Khaled Fatteh, experto en el Yemen de la Universidad de St Andrews. “Esta no es una organización capaz de asumir la responsabilidad de la transición”.

El Forum Conjunto

La oposición oficial en el Yemen es sobriamente llamada Foro Conjunto, una coalición formada en 2002 que comprende cinco partidos y algunos independientes.

En las últimas elecciones de 2003, ellos han ganado juntos unos 60 escaños en el parlamento de un total 300, pero con el pasar del tiempo muchas cosas han cambiado.

El bloque más grande es Al-Islah partido islámico dominado por la familia de al-Ahmar, que pertenece a otras tribus en el norte y a los Hermanos Musulmanes de Yemen. Uno de sus miembros más destacados es Abdul Majid al-Zindani, predicador salafista radical calificó de “terrorista mundial”, particularmente señalado por el Departamento del Tesoro de EE.UU. en el 2004.

El Foro Conjunto incluye también el Partido Socialista de Yemen, antiguo partido gobernante en el sur de Yemen, y tres partidos más pequeños: los islamistas de Al Haq, nasseristas y la Unión de Fuerzas Populares.

Con el apoyo del Consejo de Cooperación del Golfo, el Foro Conjunto ha tratado durante semanas de concluir un acuerdo para que Saleh se retire, pero las negociaciones han fracasado y fueron denunciados por las cabezas de los manifestantes.

El Movimiento del Sur
Este movimiento aún no ha hecho lo suyo, desde que las sublevaciones empezaron. Es un movimiento separatista yemení, heredero de la experiencia socialista y cuyos asuntos se remontan a la  Guerra Civil de 1994.

El norte y el sur de Yemen eran dos países separados hasta 1990, cuando el colapso de la Unión Soviética dio Saleh la oportunidad de negociar un acuerdo de unidad, con el apoyo del iraquí, Saddam Hussein .

Movimiento del Sur vago, inicialmente liderado por el general retirado Ali Nasir al-Nuba, nació en 2007, exigiendo la igualdad de trato con el norte, más rico, que dominaba el gobierno, la economía y el Ejército yemení.

Desde entonces, sus demandas han ido creciendo y algunos presionan rotundamente por la secesión pura y simple.

En 2009, Nasser al-Wahayshi, líder de Al Qaeda en Yemen ha anunciado su apoyo a la creación de un emirato islámico independiente en el sur, lo que parece no ser un objetivo compartido por la mayoría en la región.

El Movimiento del Sur ha asegurado su apoyo a los manifestantes anti Saleh, pero ellos utilizan la revuelta, para impulsar la autonomía dentro de un sistema federal.