jueves, 18 de agosto de 2011

El papa Benedicto XVI llegó a España en medio de gran júbilo, pero también con manifestaciones en su contra

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El papa Benedicto XVI fue recibido hoy en el aeropuerto de Madrid por el Rey Juan Carlos y Doña Sofía y por el presidente del Gobierno español José L. Rodríguez Zapatero.  

Luego recorrió las calles de Madrid camino a la Nunciatura Apostólica, donde se alojará. A su paso fue recibido por miles de peregrinos que han salido a recibirlo con música, banderas y pancartas.

En otros sectores se llevaban a cabo fuertes manifestaciones en su contra que ha provocado algunos detenidos y heridos.  

En su primer discurso el Papa pidió respeto a la identidad cristiana.  

Hoy tendrá su primer encuentro con los jóvenes reunidos en la Puerta de Alcalá, dentro del marco de las actividades organizadas por la Jornada Mundial de la Juventud.   

CincoDías.com  


El “papamóvil” ha enfilado la entrada en Madrid por la A-2 y por la Avenida de América engalanadas para la ocasión, en especial los puentes, desde donde decenas de personas han lanzado globos, confeti de colores y grandes serpentinas amarillas y blancas, los colores de la bandera vaticana. Agrupaciones folclóricas han copado las plazas en el recorrido del Papa para amenizar el paso del vehículo con bailes típicos de Perú, República Dominicana o Colombia, países cuyos nombres ostentan las calles o plazas de la zona.  

“Bienvenido a España, tierra de María”, “De Madrid al cielo” o “Bienvenido Santo Padre” son algunas de las decenas de pancartas que decoran los puentes, calles y plazas en los que se agolpan los fieles fuertemente custodiados por un amplio despliegue de seguridad    

el papa en espana 2

Elpais.com  

El Papa pide respeto a la identidad cristiana en su primer discurso  

El Papa Benedicto XVI ya está en Madrid. Muy puntual, a las 12 del mediodía como estaba previsto, el pontífice ha asomado por la puerta del avión que lo ha trasladado al aeropuerto de Barajas. En la pista le esperaban 2.000 jóvenes, en representación de los miles que inundan desde el pasado lunes Madrid para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). En su primer discurso en Madrid, el Papa ha pedido respeto para los católicos. “No pocos jóvenes, por causa de su fe en Cristo, sufren en sí mismos la discriminación. (…) Se les acosa queriendo apartarlos de Él, privándolos de los signos de su presencia en la vida pública”.  

Los jóvenes presentes, que han escuchado atentamente las palabras del Papa, han estallado en aplausos cuando este se ha dirigido a ellos para pedirles: “Que nada ni nadie os quite la paz, no os avergoncéis del Señor”. Poco antes, en el interior del avión, el pontífice también les había hecho un guiño al hablar del paro juvenil y advertir que “la crisis económica es también ética y, sin ella, la economía no puede funcionar”.  

El primer encuentro con los jóvenes será hoy en la Puerta de Alcalá  

En su discurso, una vez en la pista, también ha hablado de la situación financiera. “Aunque haya actualmente motivos de preocupación, mayor es el afán de superación de los españoles, con ese dinamismo que los caracteriza y al que tanto contribuyen sus hondas raíces cristianas”, ha dicho.  

Benedicto XVI ha estado acompañado desde su llegada a Madrid por los reyes, que lo han recibido en la misma escalerilla del avión junto al arzobispo de Madrid, Rouco Varela. Los monarcas -el rey Juan Carlos ayudado de un bastón- y el Papa han escuchado los himnos del Vaticano y de España, interpretados por una banda de música del Ejército, y juntos han recorrido la alfombra roja hasta el palco de las autoridades donde se han pronunciado los discursos.        

Elpais.com  

Ocho detenidos y 11 heridos en los incidentes tras la marcha laica en Madrid  

“Basta de mariconadas, sacad las porras y lo que haga falta”. Al filo de las once de la noche y con todas las calles aledañas a la Puerta del Sol cerradas al paso por filas de agentes antidisturbios, un mando de las fuerzas de seguridad dio de esta manera la orden para intentar culminar el desalojo de Sol.  

La manifestación laica convocada para las 19.30 acabó anoche con la plaza central de Madrid tomada por la policía y con centenares de manifestantes gritando desde los aledaños para volver a entrar. Hubo ocho detenidos y 11 heridos, tres de ellos policías, según informó un portavoz del Samur.  

” ¡Me llamo Flavia Torroto y no he hecho nada!”, gritaba una de las detenidas aferrada a una pancarta enrollada mientras varios agentes la retiraban a rastras. Uno de los heridos, que dijo llamarse Christian Salinas, aseguró que es un fotógrafo free lance de un periódico peruano. “¡Soy prensa, soy prensa!”, gritaba mientras le golpeaban. Dos personas fueron trasladadas a un hospital: un agente, por un corte en el brazo y una mujer, para que le hicieran una radiografía.  

La policía cargó en varias ocasiones contra los manifestantes, que arrojaban botellas y les gritaban: “¡Asesinos!” mientras intentaban saltarse el cordón de seguridad de los antidisturbios. Por el centro desierto de Sol, dos grupos de peregrinos cruzaron de un extremo al otro en mitad de la refriega para ir a dormir. A pocos metros, la tensión continuaba en la calle de Carretas que circunda la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid.