Jueves, 15 de Noviembre de 2012

El sabor venezolano de los Cachitos entra en la lista de las “100 boutiques Gourmandes à Montréal”

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

100-boutiques-gourmandes-a-montreal Cachitos

Tomar en manos la guía de Mixeur, “100 boutiques Gourmandes à Montréal”, editada por Infopresse, es de por sí, una experiencia que alimenta. Alimenta los sentidos, sobre todo la vista y el gusto. Ir pasando sus páginas es ir deleitándose con una cantidad de tipos de pan, dulces, chocolates, especias. Es ir imaginando sus sabores, sus olores y pensar, sin meditarlo mucho, ¡tengo que ir a cada uno de estos sitios!.

La guía, que fue presentada esta semana con la asistencia de los protagonistas de sus páginas, propietarios y encargados de restaurantes y comercios que trabajan con dedicación, desde una cultura artesanal, pretende dar a residentes y visitantes de la urbe una lista de “visita obligada” para todos aquellos que disfrutan el placer de comer y probar nuevos (o mejorados) sabores, nuevas presentaciones, nuevos gustos.  Según su propia redactora, Sophie Souraniti, “el año 2013 estará marcado por la instalación de panaderías artesanales”, pues “el pan de hoy no tiene nada que ver con el de ayer”.

Y ya desde febrero de este año, un local en plena calle Sainte-Catherine, cerca del concurrido bulevar Saint-Laurent, está demostrando que la aseveración de Souraniti tiene sustento, de allí su inclusión en esta segunda edición de la guía, destacando como uno de los dos restaurantes de origen latino en la privilegiada lista.

Con su logo a rayas amarillas y naranjas  y con un nombre que en francés suena a algo como “petites cornes”, Cachitos viene conquistando el paladar y el corazón de todo aquel que visita el establecimiento, donde además de una grata experiencia al paladar, gracias a la degustación de estos panes particulares -de origen venezolano-, las sonrisas de sus dueños están garantizadas.

Orgullo venezolano

100-boutiques-gourmandes-a-montreal CachitosCachitos abrió sus puertas en febrero de este año. Para los venezolanos que visitaron esos primeros días el establecimiento fue una experiencia casi “inimaginable” poder comer un cachito mientras veía caer nieve al exterior del local. Para los québécois que hacen vida en esa zona de la ciudad, se convirtió rápidamente en una novedosa alternativa para desayunar, almorzar o merendar o  para desgustar un buen café y así calentar el cuerpo.

“No tenemos ni un año desde que abrimos y ya recibimos este reconocimiento. Estamos súper emocionados”, contó Carmen Lanza, una de las socias del restaurante, respecto a la inclusión del comercio en la guía especializada.  “Me enorgullece muchísimo ser de los pocos latinos que hay en esta guía y que sea con el cachito, una comida 100% venezolana, y que estemos al nivel de las grandes y famosas panaderías francesas de Montreal. Sentimos que el esfuerzo bien vale la pena”.

Seguramente se estará preguntando ¿pero qué es un cachito? Si opta por ir a la panadería después de leer esta reseña, podrá leer el concepto del popular pan venezolano en los muros del local, pues los cuatro socios del establecimiento han cuidado todos los detalles para destacar el origen del alimento y así despertar aún más la curiosidad y aportar a la comprensión de todo aquel que no está familiarizado con el término. Igual le daremos un adelanto. Según la Real Academia Española, el cachito  es “un panecillo salado en forma de cuerno o medialuna, relleno de jamón o queso”. Para un venezolano en Montreal (o en cualquier ciudad fuera de su tierra natal) cachito significa sabor a hogar, nostalgia, placer y alegría.

Pero en Cachitos, el local de Sainte-Catherine,  todos los “gourmands” podrán probar distintas variaciones del panecillo. Encontrará los tradicionales de jamón (y/o queso), claro está, pero también podrá probarlos rellenos de salmón, de queso crema y pavo, pollo, carne y hasta un “incomprendido” de pizza (pregunte cuando se acerque por qué le llaman el “incomprendido”).

“Je vais prendre un cachito, svp”

Lanza también narró cómo fue el proceso de selección de Cachitos para entrar en este ranking. “La redactora de la revista visitó en tres o cuatro oportunidades el restaurante antes de identificarse. Durante esas visitas degustó las distintas cosas que ofrecemos sin mencionar de dónde venía.  En esa oportunidad, cuando se identificó, nos dijo que estábamos clasificados para entrar en la guía y, a la semana, nos llamó para confirmarnos. Nos sentimos muy felices”.

Este reconocimiento es muestra también de que Cachitos tiene conquistado el corazón y el paladar de los québécois. El título de la pequeña reseña de la revista “Cachitos mi corazón” es evidencia de ello. Para Lanza existe una conexión emotiva entre los visitantes y el local, que se alimenta de la amabilidad y la cordialidad de quienes están detrás del mostrador, sus propios dueños, y que se refleja no solo en los cachitos, sino en todos los dulces y postres que ofrecen al público en presentaciones muy gourmet, llenas de delicadeza y con un alto sentido estético.

Las estadísticas también lo evidencian, pues de  lunes a viernes, 70% de los visitantes son québécois y 30% venezolanos o latinoamericanos. Si visita el comercio un día de semana cualquiera en horas del mediodía, se sorprenderá al escuchar tantos “je vais prendre un cachito, s’il vous plaît”. Esta tendencia se revierte durante los fines de semana, días en los que la comunidad venezolana aprovecha no solo para comer algo con sabor al hogar, sino para compartir con sus coterráneos y con latinoamericanos, escuchar un poco esos distintos acentos de la región y disfrutar entre familiares y amigos.

Cachitos en MontrealEl reto continúa para Carmen Lanza, María Liliana Madriz, Leandro Agostini y Rubén Ferrer, socios detrás de la iniciativa de Cachitos, que hoy enorgullece a toda la comunidad de venezolanos en Montreal. “Este reconocimiento es para toda esa gente que nos apoya con tanta lealtad. La mayoría de quienes nos conocen nos dan buena energía, buena vibra. Esto es una muestra de que mientras sigamos haciendo las cosas bien, el venezolano tiene un motivo más para sentirse orgulloso”. 

Cachitos

153 Sainte-Catherine Este

514-500-6259

www.cachitos.ca

 Fotos: Pablo A. Ortiz – Noticias Montreal