Lunes, 4 de Julio de 2011

Inmigrantes surasiáticos están transformando Toronto

Publicado en:
Lectura Obligada
Por:
Temas:

Por pocos días  Toronto se convirtió en Bollywood. El alcalde recibió a la megaestrella Shahrukh Khan en el City Hall. Los fanáticos llenaron las calles.

El evento fue un recordatorio no sólo del glamour y de la riqueza cultural de India, sino del crecimiento dramático de la comunidad india y de otros grupos del sur de Asia en la ciudad. Miembros de esta comunidad son la minoría más visible en la zona metropolitana de Toronto. Para 2006 eran 684.000 de acuerdo con el censo de ese año, cerca de 200.000 más que el segundo grupo: los chinos.

Se espera que sus números se tripliquen para el año 2031, alcanzando los 2,1 millones. Según Estadísticas Canadá, una de cada cuatro personas tenía (para el año pasado) un antecedente surasiático. Se espera que en el caso de la comunidad china, los números lleguen a 1,1 millones, que será el doble de los que están hoy día en la ciudad canadiense.

De acuerdo con los análisis, hubo un cambio demográfico dramático en Toronto. Tradicionalmente, era Vancouver el principal destino para los inmigrantes provenientes de Asia del Sur, en su mayoría Sikhs de Punjab. Pero mientras Canadá volvió más su mirada hacia la gente de India –la segunda fuente de inmigrante, después de China, desde mediados de los 90-  sus habitantes llegaron en masas a la capital provincial de Ontario. Más de la mitad de los inmigrantes indios que han llegado a Canadá están en Toronto.

Su numerosidad se puede constatar en el centro de la ciudad. Se ven en todas partes, pero están concentrados en las zonas noreste y noroeste de la metrópolis. Estas comunidades han transformado su apariencia y su sentimiento, con centros comerciales, templos y mezquitas, que puede encontrarse casi al lado de cualquier estación de servicio.

He visto cambios gigantescos”, dijo el comerciante Pradeep Sood, quien se mudó a Unionville (Markham) cuando estaba todavía “dormida”, con una mayoría de blancos y un aspecto rural. “Ahora puedo ir a tiendas indias y comprar las cosas de mi país. Puedo contar al menos seis o siete restaurantes en un radio de dos millas alrededor de mi casa”.

Junto con la expansion en números, la diversidad también ha crecido en esta urbe. Los Sikhs todavía acaparan el 40% (comparado con el 80% de Vancouver), pero la proporción ha estado cayendo mientras llegan inmigrantes de Sri Lanka, Bangladesh, Pakistán y de otras provincias de India como Gujarat y Tamil Nadu. Como resultado, el dominio del Punjabi como lengua principal se ha ido desvaneciendo.

Vale resaltar que esta comunidad no sólo está creciendo, sino que lo está haciendo más preparada. En 1980, 70% de los inmigrantes indios en Canadá no hablaban ni inglés ni francés. Ahora, 60% de ellos manejan el inglés, en parte, porque cambiaron las reglas de inmigración y ahora llegan como trabajadores calificados, muchos de ellos con estudios avanzados.

Pero esta realidad no siempre resulta en el éxito económico. Un estudio de Estadísticas Canadá demuestra que “los inmigrantes indios tienen una proporción elevada en las familias de bajos ingresos y en los números de adultos desempleados comparados con los canadienses”. Los inmigrantes chinos, tienden a tener más éxito, de forma más rápida.

Ratna Omidvar, de la Fundación Maytree (una agencia social), dice que la comunidad que vive en Toronto se asemeja mucho a la propia India, dividida entre pobres y ricos. Muchos inmigrantes indios están prósperos en Bay Street, gracias a pequeños negocios o en el mundo universitario, pero otros están “creciendo en comunidades de aislamiento, marginalización y pobreza”.

El reto para Toronto es el mismo reto que tiene India y otros países que presentan un rápido desarrollo: asegurarle a sus habitantes que el éxito será para todos.

Traducido por María Gabriela Aguzzi V. – NoticiasMontreal.com

Publicado por: The Globe and Mail