Sábado, 12 de Noviembre de 2011

Amy Winehouse: estaré aquí para siempre

Publicado en:
Lectura Obligada
Por:
Temas:

“A Amy le cuesta coger el teléfono. En un momento de lucidez escribe a su amigo Kristian Marr este extraño SMS: “Estaré aquí para siempre. ¿Y tú?”. Son las tres de la madrugada, la noche del 22 al 23 de julio de 2011. Está en la cama, en el tercer piso de su casa, frente a Camden Square. Ha bebido. Aturdida, se duerme”

Este es el inicio de un reportaje  -publicado en El País de España- en el que se narra la última semana de vida de Amy Winehouse. Como se conoce, la muerte de la artista, que apenas contaba con 27 años, fue accidental. Los resultados de las pruebas forenses determinaron que había en su organismo 4,16 grados de alcohol por litro de sangre. Para que tenga una idea: con un índice de 0,5 ya no debe conducir. Con 3,5, parte del cerebro que controla la respiración, ya resulta afectada.

Justo el día antes de su muerte, su madre, Janis, tuvo la oportunidad de verla: “parecía ida, perdida. Solo era cuestión de tiempo…podía dormir horas y horas y siempre parecía que acababa de despertarse. Nos bebimos un té, vimos fotos de familia… Cuando me fui, me abrazó y me dijo: ‘Mamá, te quiero'”.

Publicado en: El País