jueves, 13 de octubre de 2011

Los Flames de Calgary arruinaron el debut en casa de los Canadiens

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

Los fanáticos de los Canadiens serán muy selectivos a la hora de recordar el encuentro de este jueves ante los Flames de Calgary, el primero de la temporada en casa.

Recordarán la espectacular presentación de los jugadores, las ovaciones a Carey Price y Max Pacioretty. Recordarán la emotiva interpretación del himno por parte de la Orquesta Sinfónica de Montreal con el maestro Nagano al frente. Recordarán los aplausos ensordecedores al momento de soltar el puck.

Y hasta ahí. De ahí en adelante borrarán todo. Como si nada hubiera pasado.

Calgary pasó por Montreal y se llevó los dos puntos sin complicarse. Aprovechó un terrible primer periodo de los Habs para marcar distancia y luego administró su ventaja con inteligencia.

4-1. Un resultado que se ve muy mal pero que pudo ser peor.

A los pocos minutos de juego la defensa se había descalabrado.  Completar dos pases seguidos se convirtió en una tarea difícil para el club de Montreal. Sacar el puck de su zona, casi imposible.

Aún así el Trícolor logró ponerse adelante. Un quiebre rápido dejó a Max Pacioretty solo frente al arquero Mikka Kiprusoff. El delantero metió un tiro que pegó ni tocó la portería, pegó en las tablas y cayó en Andrei Kostitsyn, quien definió con el arco vacío.

Pero la alegría del Centre Bell duró poco. Rene Bourque aprovechó que un defensor cubría al portero Carey Price y lanzó un tiro de muñeca perfecto a la esquina superior mientras Calgary tenía superioridad numérica.

De ahí todo se vino abajo para los Habs. Niklas Hagman definió un pase perfecto frente a la portería y luego David Moss venció en velocidad a los defensores y definió solo frente a Price. 3-1 y no terminaba el primer periodo.

De ahí en adelante los dos periodos siguientes fueron una lucha de los Canadiens contra ellos mismos, buscando controlar su frustración. Pero el resultado fue el contrario, cada gol fallado, cada pase errado, cada puck robado apagó la inspiración del equipo y de los fanáticos.

Para poner las cosas peor, Bourque marcó su segundo luego de una descontrolada jugada que dejó a Price solo frente a los delanteros de los Flames.

¿Lo positivo? Lars Eller luce recuperado de su lesión en un hombro. Price mantuvo la compostura e incluso sacó un par de tiros que eran gol y Andrei Kostitsyn parece estar listo para lograr la consistencia que los fanáticos siempre han querido.

El récord de los Canadiens queda en un ganado y dos perdidos. El sábado en la noche reciben al Avalanche de Colorado.

Pablo A. Ortiz – Noticias Montreal

pablo@noticiasmontreal.com