Martes, 21 de Junio de 2011

No habrá investigación pública sobre las muertes de Hamel y Limonges

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

De momento no se realizará una investigación pública sobre las muertes de Mario Hamel y Patrick Limoges, asesinados por los disparos que realizó un policía el pasado 7 de junio.

Por el momento no se tomará en cuenta una posible investigación pública. Las muertes igual están siendo investigadas”, dijo la portavoz del organismo forense de la ciudad, Geneviève Guilbault.

Sûreté du Québec será la encargada de llevar la investigación y presentará un reporte al doctor Jean Brochu, forense encargado del caso.

Una investigación pública no se puede comenzar mientras la investigación policial no esté terminada. Se determinará si se presentarán cargos criminales”, dijo Robert Dutil, portavoz del ministerio de la Seguridad Pública.

Pero muchos abogados y organizaciones esperan que se realice una pesquisa pública que aclare lo sucedido en el centro de la ciudad el pasado 7 de junio. Un policía abrió fuego la mañana de ese día matando a Mario Hamel, un indigente de 40 años, mientras que otro de los disparos acabó con la vida de Patrick Limonges, un empleado del Hospital Saint-Luc que viajaba en bicicleta a su trabajo.

El Gobierno no podrá evitar una investigación pública de los hechos. El evidente que hubo negligencia. Alguien (Limonges) que no estaba implicado en el incidente recibió un disparo y otra persona quien se encontraba nerviosa y con un cuchillo (Hamel) fue asesinada. Queda la pregunta: ‘¿había forma de controlar al señor Hamel sin necesidad de disparar?’”, dijo Alain Arsenault, abogado conocido por defender a varias personas en casos contra la policía.

Un testigo dice haber visto a Mario Hamel destrozar varias bolsas de basura con un cuchillo en la esquina de las calles Sainte-Elisabeth y Sainte-Catherine cerca de las 6:30 am del 7 de junio. El testigo trató de calmar al indigente pero este lo amenazó, por lo que la persona llamó al 911.

Cerca de cuatro policías atendieron el llamado y unos minutos más tarde se escucharon los cuatro disparos que acabaron con las vidas de Hamel y Limonges.

Fuente: La Presse