Viernes, 24 de Junio de 2011

Fiesta Nacional en Quebec: aguada pero eléctrica

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Bien temprano se pudo conocer que la tradicional multitud de 200.000 espectadores que son anunciados cada año no aparecería. Dos horas antes de que la fiesta comenzara había solamente una decenas de personas donde es habitual que haya más bien centenas.

“Las verdades están allí”, dijo la vocera Marie-Soleil Michon, buscando estimular a la muchedumbre.

Pero a pesar del despliegue de las banderas llenas de flores de lis, el estímulo característico de las grandes noches de San Juan Bautista no estaba allí.

Eléctrico pese a todo

El ambiente no limitó a los artistas de darle a la noche una nota eléctrica. Plume Latraverse, Daniel Lavoie, Bernard Adamus y Les Trois Accords comenzaron el baile con un popurrí que concluyó con Dégénération, el himno de Mes Aïeux.

Esto estuvo precedido de un texto patriótico a cargo del narrador Fred  Pallerin, a través de un video difundido en 23 sitios diferentes de las fiestas que se celebran en todo Quebec.

Fue el cantante de Mes Aïeux, Stéphane Archambault, quien animó el espectáculo, una tarea que había sido dada a Guillaume Lemay-Thivierge durante los últimos tres años.

Algunos homenajes también acompañaron la noche. Uno fue rendido a Plume Latraverse, quien vio a Bernard Adamus, Michel Faubert y Mes Aïeux cantar sus títulos más conocidos.

Otro fue dedicado a uno que ya no está presente, Alys Robi, y estuvo a cargo de Florence K, quien cantó “Bésame mucho”, “Tico Tico” y “Chica chica boum Chic”.

Pocos representantes gubernamentales se presentaron sobre los Plaines, pero se pudo ver a la jefa del PQ, Pauline Marois y sus diputadas Agnès Maltais y Michel Pigeon. A pesar de toda la “tormenta” que vive el partido desde hace semanas, Marois encontró la forma de sonreir y decir: “el país que uno sueña. Tengo el corazón en la fiesta. Es importante celebrar que hemos avanzadosen nuestras dificultades de las últimas semanas”, indicó después de encontrarse con el alcalde Régis Labeaume.

Éste último no mostró ganas de entretenerse con los periodistas que estaban delante del espectáculo. Con un casco sobre la cabeza, pasó de forma rápida, ignorando los micrófonos que estaban en su dirección. “No soy alguien que festeja esta noche. Buenas noches”, dijo antes de abandonar el lugar.

Fuente: 24H