viernes, 26 de abril de 2013

Plan terrorista en Toronto: Canadá había intentado deportar a uno de los sospechosos en 2004

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Raed Jaser PLan Terrorista

Más detalles empiezan a aparecer sobre Raed Jaser y Chiheb Esseghaier, los dos acusados por las autoridades canadienses de planificar un atentado terrorista en Toronto.

Según reporta la agencia Canadian Press, Jaser, de 35 años, llegó a Canadá en 1993 junto con sus padres y dos hermanos. Los documentos de inmigración señalan que la familia llegó procedente de Alemania con pasaportes falsos de Francia.

Solicitaron refugio alegando que eran perseguidos, pero su pedido fue rechazado. Sin embargo, la familia logró quedarse en Canadá por medio de distintos recursos legales e incluso todos consiguieron la ciudadanía canadiense, a excepción de Raed.

El hombre, quien vive en Toronto, fue detenido en 1997 por cargos de fraude, lo que creó un expediente criminal que le cerró muchas puertas en el país. Incluso el Gobierno Federal intentó deportarlo en 2004, pero desistieron en medio de todo el complejo proceso legal.

Jaser nació en los Emiratos Árabes Unidos, pero es nombrado como un “palestino sin Estado”, por lo que Canadá no tenía un lugar donde deportarlo.

Finalmente, en 2009, recibió un perdón federal, por lo que pudo obtener la residencia permanente, según reporta la cadena CTV. Sin embargo, cada vez era más conocido por pertenecer a grupos islámicos radicales.

Incluso, reportes señalan que estaba en la lista de vigilancia del departamento antiterrorista de los Estados Unidos.

Esseghaier y los vínculos en Irán

El otro sospechoso, Chiheb Esseghaier, tiene un perfil bastante distinto al de su cómplice. Nació en Túnez y estudió un PhD en la Universidad de Sherbrooke, donde hizo amistades y era conocido.

Sin embargo, muchos notaban una actitud extraña en el hombre de 30 años, quien tenía residencia en Montreal. Según reporta CTV, el hombre viajó a Irán en los últimos dos años y las sospechas señalan que el motivo habría sido para recibir entrenamiento terrorista.

La Policía Montada anunció que hubo ayuda de parte de células de Al Qaeda en Irán, pero que no había vínculo con el gobierno de Ahmadinejad.

Varios medios lograron contactar al padre de Esseghaier, quien señaló que es imposible que su hijo esté involucrado en este tipo de actos.

Foto: CBC