viernes, 26 de abril de 2013

Ministro de Economía argentino suscita comentarios hilarantes por su frase “me quiero ir”

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Tras la publicación ayer de un video, filmado en Argentina para la televisión griega en diciembre pasado, el ministro de Economía argentino se ha visto envuelto en un embarazoso incidente, que en el mejor de los casos provoca hilaridad.

El ministro no supo -o no podía- responder a una pregunta simple de la periodista: ¿Cuánto es la inflación en Argentina? En este punto Hernán Lorenzino se sintió azorado y no pudo evitar pronunciar: ¡Me quiero ir!…

Se debe indicar que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pedido en varias oportunidades al gobierno argentino que mejore sus estadísticas macroeconómicas, ya que muchas de ellas no estarían reflejando la realidad.

Informa Clarín

La periodista griega Eleni Varvitsioti esperó hasta las 11 de la noche detrás de una puerta de vidrio esmerilado del quinto piso del Ministerio de Economía. Sabía que del otro lado, en algún momento, aparecería Hernán Lorenzino. Efectivamente el ministro se desocupó y Varvitsioti fue recibida en su oficina. Era una noche de diciembre de 2012 y Lorenzino creyó que la entrevista no le depararía inconvenientes. Pero eso fue hasta ayer. La frase “me quiero ir” que Lorenzino pronunció cuando la periodista le preguntó sobre la inflación quedó en el anecdotario de frases célebres de los ministros de Economía.

En un documental sobre el paralelismo entre las crisis económicas de la Argentina y Grecia, el ministro mostró su resistencia a referirse a la inflación. Primero fue cuando no mencionó de manera adrede la tasa de pobreza (subestimada por la manipulación de la inflación). “El desempleo que estaba en 25% en 2001 hoy está en 7%. Y los niveles de pobreza que estaban en 50% hoy están muy por debajo”.

Pero después Lorenzino quedó descolocado cuando la periodista, tras escucharlo hablar del “modelo” económico, le preguntó por la inflación. El ministro respondió que se trataba de “un tema complejo”. Y pidió irse.

En el Ministerio de Economía confirmaron ayer que la entrevista se llevó a cabo en diciembre. Y que había sido pactada de antemano para participar en un documental sobre las alternativas de la economía griega ante la crisis internacional. En Economía también ratificaron que se solicitó a la periodista respetar el comentario off-the-record que Lorenzino había hecho sobre la inflación.

“Prefiero quedarme con la última respuesta que di y no ahondar en el tema”, dijo el ministro tras solicitar la detención de la grabación.

El incidente comenzó cuando la periodista lanzó, “ Tengo una pregunta simple, ¿cuál es la tasa de inflación?”.

Y Lorenzino respondió: “Las estadísticas argentinas oficiales registran mes tras mes la inflación y esa es la única tasa posible. La única oficina pública con capacidad técnica y equipo para medir la inflación es la del INDEC”.

Pero Varvitsioti insistió: “¿Pero cuál es?”. A lo que Lorenzino, sin ocultar sus dudas, eludió una vez el tema: “Creo que el acumulado en el último año es 10,2%. Me puede estar equivocando en décimas”.

La tercera fue la vencida. Cuando la periodista cargó una vez más se encontró con la sorpresa.

“Vuelvo a repetir. La inflación creo que eh … es… perdón. No sé, ¿puedo cortar esto?”, dijo Lorenzino.

Ayer se dio a conocer el video traducido. Rápidamente se convirtió en el tema número uno de Twitter. Allí se vio que, mientras la cámara no toma su imagen, Lorenzino lanzó: “ Me quiero ir, sí, me quiero ir. Y además hablar sobre estadísticas en la Argentina es complejo, ok? Prefiero quedarme con la última respuesta que di y no ahondar en el tema”.

Una asesora explicó a la periodista que “hay un tema que nosotros, el ministro de Economía … quizá es difícil de entender. La verdad que hablar de la inflación cuando nosotros no hablamos ni con los medios argentinos de la inflación …”. La cronista exclamó sorprendida que la inflación “es el primer tema de la economía ahora. No es posible que no pregunte esto. Es como yo no haga mi trabajo bien”, agregó. La frase ya había sido grabada. Era la medianoche de un día de verano. Que Lorenzino no olvidará.

Foto: Captura de pantalla / YouTube