lunes, 29 de abril de 2013

La canadiense Loblaw y otras minoristas enfrentan consecuencias del colapso del edificio en Bangladesh

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Edificio colapso Bangladesh

Loblaw Cos. Ltd. y otras empresas grandes de Canadá están celebrando una reunión especial este lunes para ver cómo operan tras el colapso de un edificio en Bangladesh donde funcionaban varias fábricas de ropa y en el que fallecieron al menos 377 personas.

Las reuniones se realizan un día después de que las autoridades del país asiático arrestaron al dueño del edificio, cuando intentaba escaparse a India. En el espacio se producía ropa para Joe Fresh y otras grandes compañías del mundo.

Los consumidores de la marca canadiense han estado llamando a boicotear la empresa.

Mientras tanto, los encuentros de este lunes buscan estrategias para que “esos accidentes terribles no vuelvan a ocurrir”, dijo Diane Brisbois, presidenta del Retail Council of Canada, al Globe and Mail.

El consejo aseveró que trabará con las empresas, el Gobierno Federal y grupos de derechos humanos para “identificar mejores prácticas y principios alrededor de la seguridad de los trabajadores y los espacios laborales”, agregó.

Loblaw es la única compañía canadiense que ha admitido públicamente que compra ropa fabricada en el Rana Plaza, ubicado en Savar, Bangladesh. Pero es necesario destacar que Ether Tex Ltd., una empresa local que también producía ropa en el edficio colapsado, identificó a Walmart Canada, Fairweather Ltd. y Atlantic Sportswear entre sus clientes.

Esta empresa canadiense expresó sus condolencias la semana pasada y destacó la necesidad de generar condiciones seguras para los trabajadores de estas compañías en Bangladesh.

Al menos un grupo de derechos de los trabajadores ha retado a Loblaw a que muestre que la empresa compra una “pequeña” cantidad de ropa que se producía en Rana Plaza. El Working Rights Consortium, con base en Washington, indicó ayer que la información que tiene muestra que Loblaw compra volúmenes sustanciales de ropa para Joe Fresh fabricada en el edificio que colapsó.

Según el grupo, Loblaw importó 18.000 kilogramos de ropa de la fábrica en siete envíos, sólo en 2013, lo que equivale a unos 22.000 jeans y 28.000 camisas.

Sin embargo, Julija Hunter, vocera de la empresa, no estuvo de acuerdo con la información, aseverando que la compra de Loblaw es mucho menor a los montos sugeridos.

Foto: Captura de pantalla / YouTube