martes, 30 de abril de 2013

Tribunal de Estrasburgo condena a Ucrania por la detención “arbitraria” de Yulia Timoshenko

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

julia-timoshenko

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, llamado Tribunal de Estrasburgo, resolvió hoy la demanda que con anterioridad había presentado  Yulia Timoshenko, a esa institución.

Timoshenko fue primera ministra de Ucrania. Fue detenida en agosto del 2011 y posteriormente condenada a 7 años de prisión, además de su inhabilitación política.

La resolución del Tribunal establece que Timoshenko fue detenida de manera “arbitraria” e “ilegal”, antes de dictarle le sentencia.

La resolución es una condena a Ucrania. En principio las resoluciones del Tribunal deben ser acatadas por los Estados miembros del Consejo Europeo (que no necesariamente es lo mismo que la Unión Europea), a la que pertenece Ucrania desde el 9 de noviembre de 1995.

Sin embargo, voceros parlamentarios del régimen ucraniano dijeron hoy que la resolución del Tribunal “no es obligante” para el país. Por tanto, Julia Timoshenko seguirá en la cárcel.

Informa El País

Yulia Timoshenko fue detenida y confinada en prisión de forma arbitraria e ilegal antes de que ser sentenciada, según la decisión difundida hoy por el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, al que la ex primera ministra de Ucrania, de 53 años, había recurrido tras haber agotado todos los recursos legales en su país. El Tribunal rechazó la alegación de que la estadista, que cumple una pena de 7 años en una prisión de Jarkiv, fuera torturada y sometida a un tratamiento inhumano o degradante al ser traslada de la cárcel al hospital el 20 de abril de 2012.

El 5 de agosto de 2011, cuando el proceso contra Timoshenko ya se había iniciado, la ex primera ministra fue arrestada y confinada en un centro de detención preventiva de Kiev, porque el juez que la juzgaba consideraba que tenía un “comportamiento despreciativo” y se negaba a facilitar su dirección. El tribunal de Estrasburgo considera que estos argumentos no constituían una base legal para la detención de la estadista.

El 11 de octubre de 2011, Timoshenko fue declarada culpable de extralimitarse en sus funciones por haber firmado un acuerdo de importación de gas con el jefe de Gobierno ruso, Vladímir Putin, en enero de 2009. Además de su pena de prisión, la estadista fue inhabilitada para desempeñar cargos públicos durante tres años y el caso constituye un obstáculo para que Ucrania suscriba el Tratado de Asociación que Kiev ha negociado con la Unión Europea. Timoshenko había acusado a las autoridades de Ucrania de utilizar su detención para eliminarla de la vida política y para evitar que se presentara como candidato a las elecciones parlamentarias del pasado octubre.

El Tribunal de Estrasburgo fue unánime al dictaminar que se habían conculcado los derechos de Timoshenko a la libertad y la seguridad, así como el derecho a verificar con celeridad la legalidad de la detención y el derecho a ser compensada por la ilegalidad de la medida. El Tribunal, por “mayoría” rechazó la alegación de “trato inhumano o degradante” que Timoshenko dijo haber sufrido durante su traslado al hospital en abril de 2012. Según Timoshenko, los guardias de la prisión habían recurrido a la violencia y le habían producido cardenales en el estómago y los brazos al obligarla a trasladarse a la clínica. Un experto forense dictaminó que los hematomas en el cuerpo de la reclusa podrían haber sido causados por el estado de su sistema vascular y no por golpes externos.

La decisión del Tribunal de Estrasburgo subraya que Timoshenko se negó reiteradamente a que la examinaran los médicos ucranianos y que las fechas en las que se produjeron los hematomas y no coincidían con la de los supuestos malos tratos. Ante la alta instancia de Justicia del Consejo de Europa hay otras demandas de Timoshenko aún por examinar. En su decisión de hoy, el Tribunal rechaza también las alegaciones de Timoshenko sobre la falta de tratamiento médico apropiado durante su detención, aunque admite que la estadista puede haber sufrido por el limitado acceso a la luz del día, la falta de agua caliente y también de calefacción en periodos limitados.

La nota de prensa difundida por el Tribunal de Estrasburgo señala que la situación de Timoshenko en la cárcel “no ha sido tan grave” como para ser considerada trato degradante o torturas (artículo tres de la convención europea de derechos humanos) y que las autoridades ucranianas han “hecho esfuerzos” que superan las condiciones sanitarias disponibles para los detenidos corrientes del país. El tribunal rechazó como “inadmisibles” las quejas de Timoshenko sobre la vigilancia continua a la que está sometida en prisión.

Al conocerse la sentencia, los partidarios de Timoshenko se manifestaron a favor de su inmediata liberación. El líder del grupo parlamentario Batkivshchina, Arseni Yatseniuk, por su parte, manifestó que la decisión de los jueces es solo la primera etapa de un proceso en el que todas las acusaciones contra Timoshenko deben ser consideradas ilegales. El gobierno de Ucrania tiene tres meses para recurrir la decisión de Estrasburgo. De momento, el ministerio de Exteriores de Ucrania se ha negado a comentarla en tanto no sea estudiada. Por su parte Mijaíl Chechétov, vicepresidente del grupo parlamentario de Regiones (partido gubernamental) en la Rada (parlamento ucraniano), consideró que la decisión del Tribunal no obliga a liberar a Timoshenko, según la agencia Interfax.El diputado del grupo parlamentario de Regiones, Vladímir Oléinik, manifestó que las normas del viejo código penal y procesal por las que se había procesado a Timoshenko ya ha sido reformadas de acuerdo con los criterios europeos, según la agencia Interfax. Recientemente, las autoridades ucranias han liberado a Yuri Lutsenko, que fue ministro del Interior en el gobierno de Timoshenko.

Foto: Pantalla video Rtve.es