Viernes, 3 de Mayo de 2013

Corte Suprema de Canadá ordena nuevo juicio por el controvertido caso de los “derechos del feto”

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

ivana-levkovic-ante-la-corte-suprema-de-canada

En su origen el caso tiene que ver con Ivana Levkovic, una mujer de Mississsauga,  Ontario, quien fue acusada de lanzar hacía un río el cuerpo de su recién nacido hijo. La mujer alegaba que el bebé ya estaba muerto al nacer.

El caso fue tomado por un juez de primera instancia quien recurrió al artículo 243 del Código criminal canadiense y lo encontró vago en este asunto. El caso se tornó hacía otros aspectos, como el derecho al aborto, el derecho a la vida y la difícil pregunta ¿dónde comienza la vida?, asunto que se le ha dado en llamar el “derecho de los fetos”.

El artículo 243 del Código Criminal dice lo siguiente:

243.- Es culpable de un acto criminal y sujeto de prisión máxima de dos años, quien de algunas manera, haga desaparecer el cadáver de un bebé con la intención de esconder el hecho que su madre le ha dado nacimiento y que su muerte sea antes, durante o después del nacimiento.

Retomando el caso, el mencionado juez estableció que como el feto no tiene estatus legal en Canadá, se encuentra incapaz, en este caso, de conciliar los conceptos legales de “bebé” o “ser humano” y el “antes del nacimiento”, puesto que antes de nacer el bebé no es considerado como una persona en sentido de la ley y por tanto no se puede acusar a nadie de “haber atentado contra su vida”.

La autopsia practicada al bebé no determinó si éste estaba muerto antes, durante o después de su nacimiento. El estado de descomposición avanzado del cuerpo no pudo determinar tampoco la causa de su deceso, reseña Radio-canada.ca

El caso de Levkovic pasó a la Corte de apelaciones de Ontario, la cual estableció que el artículo 243 es impreciso, al punto considerarlo inconstitucional.

Finalmente los abogados de Levkovic llegaron hasta la Corte Suprema de Canadá que como queda dicho no ha sancionado esta vez, sino que convocó a un nuevo proceso. La incógnita continúa.

Foto: Courtsillustrated.com