viernes, 3 de mayo de 2013

Afganistán: un padre asesina a su hija en público para “lavar el honor” de la familia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

hombre-ejecuta-a-una-mujer-en-afganistan

Un hombre portando una Kalashnikov le dio tres tiros a su hija ante la presencia de numerosas personas. Con ello el padre “lavó el honor” de la familia. Halima tenía unos 18 a 20 años. El hecho ocurrió en la aldea Kookchaheel de Afganistán

Informa El Mundo.es

Amnistía Internacional ha denunciado la “incompetencia” de las autoridades afganas a la hora de detener los “crímenes de honor“, después de que un padre asesinara en público a su hija por adulterio, tras haber huido ésta con uno de sus primos y, por tanto, haber traicionado el “honor” de su familia.

El asesinato de Halima, de entre 18 y 20 años, por tres disparos con un Kalashnikov, se produjo la semana pasada en la aldea de Kookchaheel, en la provincia de Badghis, al noroeste de Afganistán, frente a una turba de entre 300 y 400 personas. El crimen fue filmado por un activista de los derechos humanos de Badghis.

El marido de Halima había emigrado a Irán con sus dos hijos y ella se había fugado con uno de sus primos, quien, tras 10 días de huida, se retractó y decidió devolver a la joven a su familia, según ha informado el jefe de la policía provincial.

Un tribunal religioso había condenado a Halima a morir en público, después de la denuncia interpuesta por su padre, pues la sharia considera delito el adulterio y puede ser castigado con la pena de muerte.

“Halima estaba de rodillas y llevaba un chador muy largo. Un mulá dijo una oración fúnebre y su padre disparó tres tiros a una distancia de cinco metros”, describe una testigo que se negó a revelar su identidad por temor a las represalias. “Su hermano presenció su muerte y luego se echó a llorar”, relata.

El primo de Halima, con el que se fugó, continúa desaparecido. En algunas comunidades musulmanas muy conservadoras se suele ejecutar mediante lapidación a los dos adúlteros juntos.

Según los activistas de Badghis, el marido de Halima se había opuesto a la ejecución e incluso había intentado llegar a la aldea antes del asesinato. La policía local asegura que el marido llegó dos días después de la muerte de su mujer, pero su padre y sus familiares habían huido. “Intentamos detenerlos, pero es una zona inestable de la provincia de Herat, donde los talibán están muy activos”, afirma el jefe de la policía provincial.

Son ya 11 años los que han transcurrido tras la caída del régimen fundamentalista de los talibán en Afganistán (1996-2001), conocido, entre otras cosas, por la ejecución pública de mujeres. Este nuevo caso de ‘crimen de honor’ vuelve a generar indignación, ya que nadie ha sido detenido hasta el momento. “La violencia contra las mujeres sigue siendo endémica en el país y los responsables rara vez son llevados ante la Justicia“, se lamenta Amnistía Internacional.

Foto: Asesinato de una mujer por parte de talibanes. Hecho ocurido en Afganistán hace algún tiempo / Pantalla video Youtube