lunes, 13 de mayo de 2013

Gilles Cloutier admitió haber mentido a la Comisión Charbonneau en un contrainterrogatorio

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Gilles Cloutier

El organizador político Gilles Cloutier volvió a sentarse frente a la Comisión Charbonneau esta mañana, admitiendo que había mentido cuando dijo que era propietario de una residencia en Charlevoix. Afirmó que esta mentira lo ha hecho vivir “el infierno”.

Cloutier se presentó visiblemente afectado esta mañana en la comisión. Pidió rectificar una afirmación hecha el pasado 2 de mayo, en su contrainterrogatorio, realizado por la abogada del PQ, Estelle Tremblay. Cuando fue cuestionado por su casa de 11 habitaciones que prestaba a funcionarios, ubicada en Charlevoix, afirmó que la había comprado a comienzos de los años dos mil por 200.000 dólares y que la había revendido por 400.000 dólares años más tarde. Admitió sin embargo que sólo alquilaba.

Cloutier sostuvo que mintió a la comisión para mantenerse “coherente”. Aseveró que siempre dijo a sus allegados que era dueño de la casa y que siguió con esta mentira ante los investigadores de la comisión cuando rindió testimonio, reseña La Presse.

Es necesario recordar que según Cloutier, la firma de ingeniería Roche alquilaba la casa para prestarla a funcionarios municipales. Varios se quedaron allí, entre ellos el ex ministro de Transportes, Guy Chevrette y algunos alcaldes. Se presentaron fotos ante la comisión en los que se podía ver al alcalde de Sainte-Julienne, Marcel Jetté y los miembros de su partido.

Después de Cloutier, Tremblay retomó su contrainterrogatoriro. Trató de hacerle admitir que había mentido en otros momentos de su testimonio. Sostuvo que el coctel de financiamiento que Gilles Cloutier pretendió organizar para el exdiputado Lucie Papineau no se llevó a cabo.

Tremblay también repreguntó sobre la petición de 100.000 dólares que Cloutier dice haber recibido de un amigo del exministro Guy Chevrette. Poniendo en duda esta versión, optó por decir que el testigo había extorsionado a su antiguo empleador, Roche, haciéndole creer que había ayudado a lograr el contrato de la autopista 125, gracias a sus relaciones.

La abogada también preguntó a Cloutier si sufría de alguna enfermedad que podría afectar su memoria. “Estoy gravemente enfermo, pero no me afecta mi memoria”, indicó.

Cloutier pareció bastante irritado por el contrainterrogatorio hecho. “No porque se es un vendedor o un negociador se es mentiroso”, aseveró antes de acusar a la abogada de “hacerle perder el tiempo a todo el mundo”.

Foto: Captura de pantalla / TVA Nouvelles