miércoles, 15 de mayo de 2013

Reforma al programa de trabajadores extranjeros temporales: el Gobierno Federal aclara varios puntos

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Kellie Leitch Canadá

Comenzó como un escándalo de outsourcing y terminó en una firme reforma por parte del Gobierno Federal. Pero el programa de trabajadores extranjeros temporales sigue siendo el punto de debate de las fuerzas políticas de Canadá.

En las últimas semanas el primer ministro Stephen Harper, así como todo su gabinete, ha tenido que defender las medidas, las cuales se tomaron luego de que saliera a la luz los abusos de un banco del país para llenar varios puestos de trabajo con extranjeros sin darles la prioridad a trabajadores canadienses.

La oposición acusa al gobierno de no actuar con rapidez y perjudicar a los trabajadores canadienses, pero el gabinete de Harper se defiende señalando que las medidas se analizaron a profundidad para luego hacer los cambios que sean más efectivos para el programa y para la economía del país.

Noticias Montreal conversó con Kellie Leitch, secretaria parlamentaria de la ministra de Recursos Humanos, para explicar los cambios y el momento en el que llegan.

Según señaló, la visión del Gobierno Federal sigue siendo la misma: “la intención principal es impulsar medidas que para que los canadienses estén primeros en la fila para recibir un empleo”, señaló.

Uno de los principales cambios fue que a partir de ahora los empresarios que quieran beneficiarse de este programa tendrán que pagar todos los gastos administrativos. Para Ottawa esto no es más que lógica.

“Creemos que los contribuyentes no deben subsidiar los costos administrativos de los labour market opinions”, señala la diputada. “Por ejemplo, yo como doctora tengo que pagar mi licencia para poder trabajar, esto es lo que queremos hacer, que el costo de esto no recaiga en los contribuyentes, sino que sea la responsabilidad de las empresas”.

En el pasado muchas empresas solicitaban toda la documentación, por la cual no pagaba,n y en muchos casos nunca utilizaban los permisos, por lo que terminaba siendo un gasto innecesario para el gobierno.

Para Canadá es necesario aclarar que este programa no es más que una medida temporal y no una solución permanente a una situación. “Este es un programa muy importante para nosotros. Es por eso que nos interesa que se use de manera apropiada y por eso es el que el Gobierno Federal actuó de manera rápida en su último presupuesto”, explica la diputada Leitch.

La economía del país está enfrentando gran escasez de mano de obra en varias regiones y en varios dominios, por lo que es necesario llenar esos puestos con trabajadores extranjeros, pero solo mientras se prepare el camino para que un trabajador canadiense logre ocupar ese puesto.

VER MÁS: Los detalles de la reforma al programa de trabajadores extranjeros temporales

Entre los afectados están los inmigrantes, quienes llegaron al país bajo alguno de los programas para profesionales, pero que enfrentan grandes retos para integrarse al mercado laboral y una tasa de desempleo dos veces mayor a la del resto del país.

“El último presupuesto justamente se centra en eso, en darle la oportunidad no solo a los que tienen mucho tiempo aquí, sino a aquellos que están llegando, de poder tener la oportunidad de adquirir las habilidades para llenar los puestos de trabajo que están disponibles”, señala la diputada, haciendo referencia al Canada Job Grant, un programa que permite a los ciudadanos obtener fondos para completar sus estudios u obtener todos los certificados y habilidades para poder tomar un puesto de trabajo.

“El Canada Job Grant es la punta de lanza de nuestro presupuesto, por eso le pido a todo recién llegado, a todos los inmigrantes que aprovechen de este y todos los programas disponibles”.

Apoyo considerable

El Gobierno Federal dice tener el viento a favor con sus reformas al programa de trabajadores temporales extranjeros, las cuales han sido vistas con buenos ojos por gran parte de la población.

“Los empresarios están siguiendo las reglas, saben que tienen responsabilidad a través de un pequeño pago”, dice la diputada Leitch. “Además, creo que la mayoría de los canadienses están de acuerdo con que estos cambios son necesarios, que los canadienses no sean dejados de lado, pero que también se pueda tener acceso a trabajadores extranjeros. Es cuestión de conseguir un equilibrio”.

Para la secretaria parlamentaria será fundamental que las empresas respeten el proceso de transición para poder prescindir de la mano de obra extranjera y poder darle ese puesto de trabajo a un residente del país. “Tenemos que asegurarnos que hay un plan sólido de transición”, dice Leitch. Esto significará que las empresas que soliciten un labour market opinión (primer documento para traer a un trabajador extranjero) tendrá que presentar un plan con detalles de cómo permitirán a un canadiense tener acceso a ese puesto en el mediano plazo.

Los trabajadores agrícolas

Con el anuncio de los cambios vinieron las dudas y las preocupaciones, sobre todo entre los trabajadores temporales agrícolas, la mayoría provenientes de Latinoamérica.

Varios grupos respondieron al anuncio de Ottawa señalando que podría dar espacio a más abusos por parte de los empresarios. Sin embargo, el Gobierno Federal aclara que estas nuevas medidas solo afectarán de manera limitada a los trabajadores agrícolas.

“Todas las personas involucradas en los programas de trabajadores agrícolas temporales van a verse afectados por una sola de las reformas”, explica la diputada Leitch. “La única que aplica para estas personas es la que otorga el poder a las autoridades para revocar un permiso de trabajo o los labour market opinion, en casos de que hayan sido utilizados de mala manera”.

Según aclaró, los trabajadores temporales de los programas agrícolas no enfrentarán nuevos pagos para el procesamiento de sus solicitudes, ni tendrán ninguna de las otras exigencias previstas en la nueva versión del programa.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: CIC

Foto: captura de pantalla señal del Parlamento