jueves, 16 de mayo de 2013

Harper asegura que la elevada deuda del canadiense no es su mayor preocupación

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Stephen Harper Primer Ministro de Canadá

La deuda creciente del consumidor canadiense está respaldada por activos sólidos, según el primer ministro Stephen Harper, quien dijo este jueves que está más preocupado por los problemas económicos que se están dando fuera de las fronteras del país.

Los hogares canadienses deben actualmente 1,65 dólares por cada dólar que les ingresa, un nivel récord que ha encendido las alarmas entre las autoridades gubernamentales. Una buena porción de esas obligaciones están representadas por hipotecas, mientras los ciudadanos aprovechan para comprar sus viviendas las bajas tasas de interés que han marcado la política monetaria de Canadá durante los últimos cinco años, reseña Reuters.

Cuando se le preguntó al Primer Ministro sobre los mayores riesgos para la nación, Harper aseveró que estos eran externos. “Es lo que me mantiene despierto en las noches”, respondió en una sesión de preguntas y respuestas realizada en el Consejo de Asuntos Exteriores de Nueva York.

El mandatario continuó su explicación citando el crecimiento del crédito en Canadá.

“Los activos que respaldan esas deudas todavía demuestran que están bien soportadas”, indicó. “Las instituciones financieras (…) son las más sólidas del mundo, pero la deuda de los hogares canadienses ha seguido subiendo”.

Para Harper, las reglas aprobadas en el verano pasado que pretendieron reforzar las reglas de las hipotecas y el préstamo y así “enfriar” el mercado inmobiliario han tenido “un impacto importante”. 

El gobernador del Banco de Canadá, Mark Carney y el ministro de Finanzas, Jim Flaherty, han advertido en numerosas ocasiones sobre los peligros de mantener deudas muy elevadas.

Informes recientes muestran que la carga de la deuda personal se está estabilizando y que el sector de la vivienda se ha “enfriado” desde que las últimas medidas apĺicadas a mediados de 2012.

Se espera que datos que se revelen esta semana muestren ese “enfriamiento” en lugar de dar señales de una crisis del mercado hipotecario como ocurrió en Estados Unidos.

Foto: Captura de pantalla / CTV