Lunes, 27 de Mayo de 2013

La hispano-quebequense Patricia Chica que participó en el Festival de Cannes: “Me considero una antropóloga sexual”

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:

Patricia Chica Cannes Quebec

Esta salvadoreña nacionalizada canadiense, ganadora de más de treinta premios, es la cuota “latino-quebequensa” de la edición 2013 del Festival de Cannes.

Ceramic Tango es la producción cinematográfica que, por estos días, Chica estuvo presentando en el Short Film Corner  de ese festival,  la fiesta mayor del cine mundial.

Este cortometraje, una metáfora catártica de la realidad que deben afrontar numerosos jóvenes infectados con el virus del VIH, se estará presentando, además, en otros certámenes de primera categoría, como el Rhode Island International Film Festival, evento con poder calificador para los Óscar al Mejor Cortometraje.

Ceramic Tanco Patricia ChicaAcerca de esta nueva producción suya, Chica afirma:  “Me gusta trabajar con fuertes personajes no convencionales que se encuentran atrapados en situaciones difíciles y que pasan por una transformación emocional a lo largo de la película. Espero que este cortometraje sirva como una revelación y un ‘disparador de discusión’ para hablar de temas tabú, como la infección por el virus, el sentimiento de pérdida y el deseo de sobrevivir. Para mí, es muy importante que la película termine con una nota positiva y un sentido de esperanza, a pesar de que presente una situación no ideal”.

“Esta película me ha permitido reinventar mi estilo narrativo y explorar el mundo del cine fantástico, que es un género nuevo en mi filmografía. Este proyecto, definitivamente, tiene mi sello artístico y cumple con mi misión de contar historias con un propósito social”, concluye esta joven y ya prolija directora.

Patricia Chica, reconocida internacionalmente como una cineasta exploradora de nuevas tendencias y de temáticas insondeadas, compartió con nosotros acerca de su más reciente trabajo creativo y de sus tradicionales inquietudes artísticas. 

– ¿De dónde el título de Ceramic Tango?

– Quien decidió el título fue el guionista, Charles Hall.  Es cerámica, porque la historia ocurre en un baño de cerámica, y tango, porque es como una danza entre los dos personajes.

En esta producción, una de las cosas más destacables es la calidad de la imagen…

– La imagen fue resultado del trabajo del director de fotografía, Martin Bouchard.  Y, como nosotros no tuvimos subvenciones gubernamentales para realizar esta película, nos pudimos dar el lujo de trabajar días extras, sin los costos adicionales que esto implica.  Eso nos permitió mejorar las luces y el encuadre y refinar la imagen hasta la perfección.  Bouchard puso todo su corazón y toda su pasión en la parte visual de este filme.

Ceramic Tango se desarrolla en su totalidad en un cuarto de baño.  Hablemos de la función del espacio en esta película…

– El baño fue construido en un estudio y lo hicimos más amplio que un baño normal.  Eso costó bastante, pero era necesario, porque el baño tenía que ser un elemento narrativo importante de esta película.   Y construir ese baño de dimensiones superiores a las usuales nos facilitó alcanzar con la cámara ángulos que hicieran más interesante la puesta en escena de los personajes.  A veces, por ejemplo, movíamos alguna de las paredes, para que la cámara pudiera estar muy lejos y lograra una compresión de la cara o un “close-up” que nos permitiera captar mejor las expresiones de los personajes.

Profundicemos sobre ese interés suyo, a lo largo de su carrera, por el tema de las sexualidades alternativas…

– Ese es un tema que me interesa mucho.  Me considero como una antropóloga sexual.  He estudiado todas las sexualidades y he estado en situaciones en las que he sido testigo de las diversas manifestaciones sexuales del ser humano.  No me da miedo hablar de temáticas tabú.  Por el contrario, eso me gusta. Siempre he cultivado una apertura de espíritu y he procurado no ser conservadora como cineasta.

Hablemos de la estética alternativa por la cual usted ha optado en su trabajo en general…

– Yo siempre he estado interesada por lo alternativo y por todo lo que no es popular en los medios de comunicación.  Y esto viene también del hecho de que soy una persona alternativa y de que para mí es importante que mi trabajo sea como mi voz que se refleja en mis películas.

Cuéntenos sobre el elemento psicológico en sus producciones…

– Me interesa mucho el aspecto psicológico en las películas.  Porque las buenas historias se cuentan a través de los personajes, y un personaje es un ser humano, con su pensamiento y su manera de ser.  Para mí, la parte psicológica es fundamental para contar las historias de manera profunda.

¿Podemos hablar de fetichismo en su trabajo?

– Sí. El fetichismo hace parte de mi vida y de mi inspiración.  Y al fetichismo no hay que asociarlo automáticamente con pornografía o con sexo. La gente más convencional, cuando oye hablar de fetichismo, puede sentirse amenazada o tener miedo, ya que no comprende lo que este es.  El fetichismo es como un mundo paralelo, de fantasía; es una celebración de la expresión de uno mismo, es valorizar nuestra manera única de ser y nuestra diversidad; es poder hablar abiertamente de cosas que son normales. Y no hay que tener vergüenza, si uno tiene un estilo un poco diferente al de los demás.  Y en esa dirección, un artista tiene muchísimo para explorar.

– ¿Cómo es ser directora y camarógrafa al mismo tiempo?

– No fui la camarógrafa de Ceramic Tango, pero sí he sido camarógrafa y videasta en otros varios proyectos.  Desde que descubrí la cámara, siendo adolescente, siempre he tenido una cámara en la mano. Para mí, esta es la herramienta para expresar mis ideas.   Nunca me separo de la cámara.

– Usted ha desarrollado su trabajo no solamente desde la ficción, sino también desde el documental.  Cuéntenos sobre sus producciones documentales especializadas en las llamadas “subculturas”…

– Las subculturas son las comunidades que me interesan más, porque tienen modos de vida diferentes al de la sociedad “aceptada”.  Siempre me he preocupado por darle voz a aquellos que no pueden expresarse a través de los medios de comunicación masiva, a aquellos que son juzgados por la sociedad.  He querido darles la oportunidad de sobresalir a los marginales.

Cuéntenos sobre el festival montrealés del cual usted es la portavoz oficial…

– Soy la portavoz del Mascara & Popcorn Film Festival, que es un festival de cine independiente muy artístico.  Se realizará, en Montreal, del 15 al 18 de agosto.  Es una competencia internacional de cortometrajes originales, con un jurado internacional muy interesante.

– Hablemos de los honores y satisfacciones que usted ha ido acumulando como cineasta…

– He recibido alrededor de treinta premios.  Todos los trabajos que he enviado a festivales han ganado premios, sin excepción.  Ha habido retrospectivas de mi obra en varios países, mis películas han sido analizadas en universidades y en cinematecas.  He dado conferencias y he sido panelista en varios festivales internacionales… pero, con cada nueva película, siento que hay que recomenzar…

Filmografía seleccionada de Patricia Chica

  •  Ceramic Tango (Tango cerámica), 2013
  • Tangled Forest (Bosque enmarañado), 2012
  • Hello, My Love (Hola, mi amor), 2011
  • Day Before Yesterday (Antier), 2010
  • Ma douce vengence (Mi dulce venganza), 2008
  • Rockabilly 514, 2008
  • Tiara Girls (Las chicas Tiara), 2006
  • 5 Takes (Cinco tomas), 2005
  • Live to Dance! (Vivir para danzar), 2004
  • Lost in Salvation (Pérdido en salvación), 2003
  • Motherhood 24/7 (Maternidad 24/7), 2003
  • Variations on a New Generation (Variaciones sobre una nueva generación), 2001
  • Jazz: Music of the Century (Jazz, música del siglo), 2000
  • 514-50 Hip Hop, 2000
  • La promesse (La promesa), 2000
  • Flamenco Shoe (Zapato de flamenco), 1999
  • Renaissance d’Aphrodite (Renacimiento de Afrodita), 1997
  • L’attente (La espera),  1993

Foto: Cortesía Flirt Films, Yohann Demers-Gingrass