Martes, 28 de Mayo de 2013

Venezuela: Informaciones contradictorias sobre el número de afectados por el virus AH1N1

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

isabel-Iturria-ministra-de-salud-de-venezuela

Distintas informaciones se pueden encontrar en la prensa de Venezuela sobre el número de víctimas fatales y el número de infectados por el virus de la gripe AH1N1.

Un titular reporta que Corposalud había registrado 16 casos en Tachira. Otro dice que hasta el sábado se habían producido cinco decesos por H1N1 en el estado Zulia, donde hay además 17 personas contagiadas por este mal, que se presentó por primera vez en Venezuela en mayo de 2009.

El 21 de mayo pasado un despacho del gobierno de Mérida, “rompiendo su mutismo”, informó de 125 personas afectadas.

Hoy, un medio informativo titula  que son 17 los decesos causados por este virus, pero al parecer sólo están confirmados dos, que habrían ocurrido en el estado de Lara.

La información seguirá siendo objeto de especulaciones, si se considera que la ministra de Salud, Isabel Iturria, dijo hoy tajante que no informará sobre el número de casos, ya que ese no es el problema, “el problema es la prevención”, dijo. Criticó a los medios de comunicación que con sus titulares alientan “la paranoia” sobre esta enfermedad.

Informa El Universal

Mostrando las curvas de caso de AH1N1 de los Estados Unidos, Brasil y Colombia “para que el venezolano vea que la enfermedad no es algo particular del país”, la ministra de Salud, Isabel Iturria, se negó a dar los números de casos de influenza en Venezuela ¿La razón? “Para evitar causar conmoción en la población y porque lo más importantes es la prevención”.

La influenza está diseminada por todo el planeta tierra desde el año 2009. En este momento lo hay en Venezuela y en los estados donde no la hay, probablemente la habrá en los próximos días. El problema no es el número de casos o el número de muertes, no es el parte diario numérico el problema, el asunto es cómo hacemos para informar a la gente adecuadamente sobre las medidas que deben tomar para prevenir la influenza“, expresó la ministra Iturria en entrevista a Globovisión.

Indicó que la vacuna contra la Gripe AH1N1 no es la medida más importante de prevención, sino “el lavado de manos, ya sea con agua y jabón o utilizando la preparaciones con alcohol glicerinado que permiten minimizar el riesgo de infección, quedarse en casa la persona que tiene los síntomas y si los niños tienen gripe, no enviarlos a la escuela para evitar que alguien, con cualquier variable de influenza, pueda diseminar la infección”.

A juicio de Iturria, hay una “especie de paranoia” sobre esta gripe porque “se focaliza la atención en el elemento que no es el más relevante. Como el elemento más relevante es las medidas de prevención y de identificación de la enfermedad, pues yo no voy a decir los números”, enfatizó.

Criticó a los medios de comunicación y aseguró que los titulares con cifras de los casos que van de AH1N1 son los causantes de la paranoia con respecto a la enfermedad.

“La paranoia se ve en los titulares de los periódicos que sale en letras grandes: ‘Se agotaron las vacunas y los tapabocas’. Eso es exactamente lo que no debe ocurrir, la paranoia sin ningún sustento científico”, precisó.

Argumentó que al ofrecer cifras, “entraría en la confusión que se ha generado a partir de creer que estamos dando un parte de guerra de una cosa inusitada, que debe ser manejada con criterio de alarma generalizada cuando debe ser manejado con criterio de educación para la salud y calidad de vida”.

“La información que debe darse en materia de salud que, a veces se hace de manera inadecuada, genera conductas inadecuadas en la población. Por eso doy la información adecuada y no la que los demás quieren que dé”, aclaró.

Venezuela inmunizada

Asimismo, la ministra de Salud señaló que el uso del tapabocas “sólo puede ser para incrementar el riesgo de que la persona adquiera el virus si lo usa inadecuadamente”.

“El tapaboca no está pensado para que un individuo sano se proteja del virus. Es al revés, está pensado para que un individuo enfermo no disemine, con las gotitas de salivas al hablar, la tos o el estornudo, las partículas virales al ambiente”, explicó.

Con respecto a la vacunación contra la Gripe AH1N1, Iturria aseguró que ya se hizo en Venezuela desde noviembre del año 2012 y se destina, específicamente a los grupos de riesgo: personal de centros médicos, personas con enfermedades cardiovasculares, diabéticos, personas con cáncer, con enfermedades pulmonares severas en general, embarazadas en el segundo y tercer trimestre y niños de 6 a 11 meses.

“En el caso de Venezuela para las inmunizaciones se incluye la vacuna para la influenza con la sepa AH1N1 desde el año 2010. Los últimos tres años consecutivos, la vacuna ha estado presente en el esquema de inmunización y se ha administrado en el año 2011, cuatro millones de dosis. En 2012 hasta 2013 que ya concluyó con más de 3 millones de dosis de vacunas de influenza”.

Aclaró la ministra que la inmunización del individuo no hace efecto instantáneo, “hace a la persona tener una falsa seguridad de que va a evitar la enfermedad en un 100%, lo cual es incorrecto y le hace a veces creer que ahora no se tiene que proteger. Sí se tiene que proteger, lavándose las manos y conocer los síntomas para que en caso de presentarlos se quede en casa”, reiteró.

Advirtió que el uso de medicamentos antivirales en la última pandemia de gripe AH1N1, “quedó claramente determinado que no tienen ninguna utilidad; por el contrario, la vacuna y los antivirales tienen su riesgo, la vacuna el de narcolepsia y los antivirales de trastorno neuropsiquiátrico, incluido conductas suicidas”.

Dengue a la vista

Ante la llegada de las lluvias y con ello el Dengue, la ministra Isabel Iturria dijo que su despacho es responsable de difundir información para minimizar el riesgo de la enfermedad y para ello se están preparando todos los elementos para llevar a las comunidades la promoción de la estrategia fundamental, “la eliminación de criaderos del zancudo patas blancas“.

Recomendó que en caso de almacenamiento de agua, “tapar herméticamente los envases y eliminar los cachivaches que se acumulan en las casas, escuelas, terrenos”. Además, si se presentan los síntomas de la enfermedad, especialmente fiebre muy alta, “la persona nunca debe tomar aspirina”.

“Debe usarse el acetominofen que no tiene el riesgo de reducir la agregabilidad de plaquetas, que es una complicación con el dengue hemorrágico“, dijo.

Medicamentos vencidos no es pérdida de recursos

Con respecto al tema de los medicamentos represados y vencidos del Sefar, que generó denuncias en contra del Ministerio de Salud en la Contraloría General de la República por la compra de los productos sin control, la titular de la cartera de Salud confirmó que efectivamente hay una demanda en ese ámbito y que la destrucción de vencidos, no significa “pérdida de recursos”.

Aclaró que si el Estado compra una enorme cantidad de medicamentos “es normal que una proporción de ellos cada año vaya a destrucción pero eso no implica pérdida de recursos”.

Afirmó que la pérdida de recursos “es que el Estado no compre ningún medicamento, como sucedía antes, y que por consiguiente ninguno se le dañe”.

“Quien maneja inventario de medicamentos, pierde entre 1 y 10% de ellos“, precisó.

Foto: Captura de pantalla / Globovisión