miércoles, 5 de junio de 2013

Un “encuentro muy positivo”, calificó John Kerry su reunión con Elías Jaua de Venezuela

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

john-kerry-y-elias-jaua

Los cancilleres de Estados Unidos, John Kerry y de Venezuela, Elías Jaua mantuvieron hoy una reunión de unos 40 minutos, aprovechando un momento de la reunión de la Asamblea General de la OEA que tiene lugar en Guatemala en estos momentos.

“Creo que fue un encuentro muy positivo”, dijo Kerry.

Desde el 2005 no se había realizado un reunión de cancilleres de ambos países, entre los cuales existe una permanente tensión. Actualmente ambos países no tienen embajadores.

Informa El País

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha aprovechado este miércoles las apenas 36 horas que pasó en Antigua, Guatemala, para encontrarse con el canciller de Venezuela, Elías Jaua, en el marco de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA). “Quiero agradecer al presidente Nicolás Maduro por dar el paso de este encuentro”, dijo Kerry tras ser preguntado en rueda de prensa. Kerry y Jaua estuvieron hablando 40 minutos en los que acordaron “encontrar un nuevo camino para avanzar y tener una relación más constructiva”, según palabras de Kerry.

“Hemos acordado que continuará el diálogo a alto nivel entre el Departamento de Estado y el ministerio de Exteriores” de Venezuela, añadió Kerry. El responsable de la diplomacia norteamericana dijo que ambos estuvieron de acuerdo en encontrar una nueva agenda bilateral, sobre cuestiones en las que puedan estar de acuerdo. “Creo que ha sido un encuentro muy positivo”, dijo Kerry.

El acercamiento se ha producido en el primer viaje de Kerry a Centroamérica y tres meses después de que la relación entre los dos países llegara a un nuevo punto crítico tras la muerte de Hugo Chávez y las dudas generadas en torno al proceso electoral que dio la victoria a Nicolás Maduro el pasado 14 de abril. En este tiempo, Washington no ha reconocido públicamente la plena legitimidad del Gobierno de Maduro, y respalda las demandas de la oposición de promover una auditoria electoral, una actitud que irrita a Caracas.

Se trata de la primera reunión entre un secretario de Estado y un ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela en ocho años. La última vez fue en la Asamblea General de la OEA que se celebró en Fort Lauderdale, Florida, en 2005, en la que Condoleezza Rice se entrevistó durante unos minutos con su homólogo venezolano, Ali Rodríguez.

El presidente Maduro declaró el martes que la reunión sería “interesante” y que permitiría transmisión directa al Gobierno del presidente Obama de la visión que tiene el Gobierno de Venezuela de lo que deben ser las relaciones“, citado por Efe en Caracas. “Nuestras diferencias las podemos procesar pero tiene que haber respeto en las relaciones de carácter político, de carácter diplomático”, añadió.

La única reacción al máximo nivel a las denuncias de fraude de la oposición venezolana por parte de Estados Unidos fue pedir elecciones legítimas. Pero dos semanas después de las elecciones, el presidente Barack Obama evitó en público dar una respuesta clara sobre si reconocía o no al nuevo presidente, lo cual fue contestado con dureza por Jaua. El Gobierno venezolano llamó a movilizarse en las calles contra Estados Unidos.

La relación entre Estados Unidos y Venezuela ha estado, como poco, subida de tono durante años hasta que ambos países retiraron a sus respectivos embajadores en 2010. El discurso antiimperialista es parte esencial del chavismo. Tras la muerte del presidente Hugo Chávez tras dos años de lucha contra el cáncer, el pasado 5 de marzo, Nicolás Maduro, nombrado entonces presidente interino, acusó directamente a Estados Unidos en televisión de estar detrás de una conspiración relacionada con la enfermedad de Chávez. Dos funcionarios de la Embajada estadounidense en Caracas fueron expulsados por estar supuestamente detrás de esa conspiración. Caracas prometió mostrar pruebas de su acusación pero nunca llegó a hacerlo.

Las acusaciones de intervención de Estados Unidos en la oposición venezolana alcanzaron incluso a un cineasta estadounidense que fue detenido durante los días de mayor tensión en las calles de Caracas mientras hacia un documental. El Gobierno venezolano lo acusó de espionaje algo a lo que respondió el propio Obama, que calificó los hechos como “ridículos”. Precisamente este miércoles, el cineasta fue deportado de vuelta a Estados Unidos.

Las turbulentas relaciones políticas entre Estados Unidos y Venezuela han transcurrido siempre en paralelo a una excelente relación comercial. Washington es el principal cliente del petróleo de Venezuela. El país produce alrededor de 3 millones de barriles diarios, de los que exporta 2,5 y hasta el año pasado casi la mitad de ellos a EE UU. El aumento en la producción propia en Estados Unidos ha hecho descender esta relación comercial y Venezuela busca ahora compradores en Asia. Asimismo, el nuevo Gobierno venezolano busca formas de rentabilizar un poco más los envíos en condiciones prácticamente de subvención a países de Centroamérica.

El tema principal en esta asamblea de la OEA es abrir el debate a un enfoque de la lucha contra las drogas alternativo a la represión penal, aunque se evitará hablar abiertamente de descriminalización de algunas conductas o mercados, como pretendía en un principio el Gobierno de Guatemala. Estados Unidos ha liderado una negociación para disolver los aspectos más audaces del documento final, cuya redacción final se conocerá el jueves. Kerry llevaba en su delegación al máximo responsable antidrogas de la Casa Blanca, Gil Kerlikowske, la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, y el secretario de Estado adjunto para Narcóticos y Asuntos de Seguridad, William Brownfield.

Foto: America.infobae.com