in

Cerca de un millón de personas festejaron con los Bruins de Boston

Casi un millón de personas se volcaron a las calles de Boston para celebrar el título de los Bruins en la NHL.

La Copa Stanley volvió a la ciudad del equipo negro y oro luego de 39 años luego de vencer a los Canucks de Vancouver 4-0 en el séptimo juego de la final del hockey norteamericano.

Un convoy de 18 autobuses llevó a los jugadores del equipo a lo largo de las calles, pasaron por su casa, el TD Garden, la Cámara Municipal y terminaron en la Plaza Copley.

El capitán Zdeno Chara iba a la cabeza del desfile, acompañado por el héroe de la serie final, el arquero Tim Thomas, quien se llevó el trofeo Conn Smythe al Jugador Más Valioso.

 “Gracias por la paciencia a lo largo de estos 39 años”, dijo el veterano Mark Recchi. “La próxima vendrá mucho más rápido”, agregó.

Por su parte, el dueño del equipo, Jeremy Jacobs, dijo a la inmensa audiencia: “Estoy sumamente orgulloso de los jugadores. Ellos se unieron y formaron uno de los equipos, en mi opinión, más fuertes en la historia de esta franquicia”.

Con información del Boston Globe

La infidelidad en la era 2.0

En España para pedir en McDonalds tienes que cantar