in

Cura ortodoxo de Alberta acusado de fraude migratorio

Un grupo de trabajadores polacos se encuentran en un limbo legal luego de ser víctimas de un fraude migratorio.

Cerca de 60 hombres fueron traídos al país gracias a las gestiones de un cura ortodoxo de origen ucraniano llamado John Lipinski, quien puso un anuncio en un periódico de Polonia solicitando maquinistas y soldadores para trabajar en Canadá.

Lipinski, junto a su esposa y un socio llamado Calvin Steinhauer, presentaron documentos ante Inmigración Canadá que pedían que las 60 personas recibieran visas para venir al país a trabajar. Además, el clérigo señaló en los documentos que todos los potenciales inmigrantes estaban estudiando inglés como segunda lengua.

El grupo de personas empezó a llegar a Canadá en 2005, pero rápidamente se dieron cuenta que lo que les habían prometido no se cumpliría, por lo que demandaron a Lipinski, su esposa y socio.

Muchos de los inmigrantes regresaron a su país, pero otros siguen en Canadá, específicamente en Edmonton, y esperan tener una decisión sobre si se podrán quedar definitivamente en la región de Alberta.

Sus visas de entrada a Canada no eran lo que ellos pensaban que eran”, dijo el abogado Sol Rolinger.

La Policía Montada alega que los trabajadores fueron llevados a Alberta con visas de estudiantes sin ellos saberlo. Al final terminaron trabajando para beneficio personal de Lipinski, quien los subpagaba.

El cura perdió su trabajo y ahora enfrenta cargos junto a su esposa y socio, de organizar la entrada de inmigrantes a Canadá bajo amenaza y fraude bajo el Acta de Inmigración y Protección del Refugiado.

Su condena podría llegar a un millón de dólares en multas y cadena perpetua.

Fuente: CBC

Retiran cadáver de hombre ahogado en el Canal Lachine

Fanático de River Plate muere de un infarto en pleno estadio