in

Niña de 12 años se suicidó para donar sus órganos pero su cuerpo fue incinerado

Morir para dar vida puede parecer una actitud loable para muchos o algo absurdo para otros. Esto es lo que pasó con Mampy Sarkar, una niña que sacrificó su vida en plena flor de su adolescencia, finalmente por nada.

Informa: metroecuador.com.ec  


Mampy Sarkar, una menor de 12 años, se suicidó con la idea de donar sus órganos a su padre enfermo y su hermano, pero la nota donde dejó escrita su voluntad fue encontrada después que su cuerpo fue incinerado.  

El hecho ocurrió en el pueblo de Jhorpara (India) donde dejó una familia devastada que no descubrió su mensaje final.  

“Fue demasiado tarde para comprender los sentimientos de una niña muy sensible”, dijo su padre, Mridul Sarkar.  

El padre estaba perdiendo la vista, mientras que su hijo Monojit, luchaba contra la insuficiencia renal. La familia con problemas de liquidez no puede permitirse el trasplante para mantenerlos sanos.  

Es que no le tienen paciencia : Florinda se enojó con Chespirito por fotos que publicó en Twitter

En Canadá los ricos son cada vez más ricos