in

Amy Winehouse murió de manera accidental tras consumo excesivo de alcohol

Un forense dice que Amy Winehouse murió de manera accidental como consecuencia de haber bebido mucho alcohol.

La forense Suzanne Greenaway dio el veredicto de “muerte accidental” señalando que la cantante consumió altos niveles de alcohol de manera voluntaria y sufrió las consecuencias.

Así lo determinó una segunda autopsia realizada a la cantante.

El informe señala que Winehouse tenía un nivel de alcohol en la sangre 4,5 veces por encima del límite. La policía había encontrado dos botellas grandes de vodka en su apartamento el día que fue encontrada muerta el pasado 23 de julio.

Aún así, la nueva autopsia también habría sido inconclusa, según un informe que obtuvo la cadena BBC, aunque la teoría de muerte por alcohol cobra fuerza.

Christina Romete, una doctora de la reconocida cantante, dijo que Winehouse había comenzado a beber nuevamente el día 22, uno antes de morir, lo que representaba una recaída en un su proceso de rehabilitación.

Con información de agencias

Retorno al trabajo ordenan dos sindicatos que representan al 70 % de los trabajadores de la construcción

OTAN pospone decisión sobre la continuidad de sus operaciones en Libia