in

El vicepresidente peruano Omar Chehade no quiere renunciar

La caricatura hecha por Carlos Tovar, Carlin, arquitecto, diseñador y caricaturista para del periódico limeño La República, no puede ser más elocuente.

Un Chehade -el segundo vicepresidente peruano- quien a pesar de estar sumamente cuestionado por distintos actos irregulares, se aferra al cargo y no renuncia. Pero en su insistencia también está deteriorando la credibilidad del gobierno de Ollanta Humala.

Humala en algún momento dijo que en lo personal, Omar Chehade debería «ponerse a un lado». En cambio la esposa del presidente ha sido más definitiva, en su cuenta Twitter escribió que Chehade debe renunciar.

Esta semana es probable que el pleno del Congreso peruano debata la posible suspensión del vicepresidente como miembro del congreso. De ser así podría recibir un castigo de 120 días de inhabilitación.

Pero otra cosa es su exclusión o renuncia como Vicepresidente.

Fuente: La República  

Publican una escena borrada de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte II

Muere el director de cine inglés Ken Russell