in

70 mil policías y bomberos de Río de Janeiro en huelga a las puertas del Carnaval

Huelga de Policías de Río

Huelga de Policías de Río

No quisiéramos imaginar cómo sería el Carnaval de Río sin policías ni bomberos en las calles.

Esto es lo que puede pasar si no se soluciona una huelga general de la policía y bomberos que empezó hoy en Rio de Janeiro, Brasil, a las puertas del Carnaval que empieza el 17 de este mes. Son 70 mil hombres que cesaron de trabajar. En gobierno federal podría enviar unos 14 mil policías para paliar la situación.

Esta huelga de policías y bomberos que acaba de empezar en Río, no es más que la extensión del conflicto del estado de Bahía, en donde desde hace 11 días la policía no está trabajando, exigiendo mejoras salariales.

Reporte de EFE:

La huelga iniciada hoy por policías y bomberos del estado brasileño de Río de Janeiro por reivindicaciones salariales ha comenzado con escasa adhesión, según las autoridades, que garantizaron la seguridad de las fiestas del Carnaval que comienza dentro de una semana.

La Secretaría de Seguridad Pública de Río de Janeiro minimizó los efectos de la paralización, aunque reconoció que fueron detenidos nueve de los 11 líderes de la huelga y otros 50 agentes que se habían negado a trabajar.

En el primer día de paralización de la Policía Militarizada (PM), Policía Civil y Cuerpo de Bomberos no se registraron incidentes de gravedad y la adhesión a la huelga fue mínima entre los casi 70.000 miembros de las tres instituciones, según la fuente.

Con la declaración de la huelga, los policías de Río de Janeiro siguieron los pasos de los del estado de Bahía (noreste), que hoy cumplieron once días sin trabajar en demanda de mejoras salariales, a pesar de que los líderes del paro se entregaron el jueves al Ejército.

«Tenemos a cerca de 7.000 policías en servicio en este momento. No hay ningún tipo de reducción significativa», ha asegurado el coronel Frederico Caldas, portavoz de la Policía Militarizada, al hacer un balance.

El ministro de Justicia, Eduardo Cardozo, en coincidencia con las autoridades regionales, ha declarado que «la huelga no generó gran movilización en Río de Janeiro. El gobernador no necesitó pedir refuerzos del Ejército o de la Fuerza Nacional de Seguridad«.

No obstante, dijo que había ofrecido a las autoridades de Río de Janeiro, en caso de que se requiera, el envío de hasta 14.000 militares para garantizar la seguridad en ese estado.

Los propios líderes de la huelga, que admitieron desconocer datos sobre la adhesión a la paralización, han aclarado en un comunicado que tan solo quieren reclamar mejoras salariales «de forma pacífica» y «sin desamparar a la población», como ocurrió en la huelga de Bahía.

Además de un mejor salario, los policías y bomberos exigen la liberación de uno de sus líderes, el cabo Benevenuto Daciolo, que fue detenido el pasado jueves, a su regreso de Salvador, donde estuvo apoyando a los huelguistas de Bahía.

Foto: abc.es

Cura pedofilo,

El cura Raymond-Marie Lavoie condenado a tres años por abuso de menores

Ministros de Venezuela y Colombia firman convenios en materia de seguridad