in

Canadá: escándalo por llamadas que confundían a los electores durante las elecciones pasadas

Piden investigar llamadas automáticas que confundían a los electores durante las pasadas elecciones

Piden investigar llamadas automáticas que confundían a los electores durante las pasadas elecciones

Un nuevo escándalo sacude al gobierno conservador de Canadá. Los partidos de oposición piden una investigación sobre unas llamadas automáticas que habrían sido hechas para confundir a los electores de la pasada elección federal de mayo.

Según los reportes, una compañía habría realizado una campaña por medio de llamadas de teléfono automáticas que creaban confusión entre los electores, en su mayoría de tendencia liberal.

La compañía en el ojo del huracán, según reporta CBC, sería conocida por haber apoyado la campaña de varios candidatos conservadores, incluido el Primer Ministro Stephen Harper.

“Las políticas cínicas y de la vieja escuela se han convertido en la marca registrada de los Conservadores”, dijo Nycole Turmel, la líder interina del NPD, quien solicitó una investigación completa sobre las acusaciones.

“Hace unos meses se declararon culpables de romper las reglas electorales sobre los gastos durante la campaña, ahora aparecen con lo que parece la más grande y sistemática campaña de inhibición de los votantes en la historia canadiense”, agregó Turmel.

Por su parte, el líder interino del Partido Liberal, Bob Rae, señaló que todas las políticas del Gobierno conservador deberían ser puestas bajo la lupa.

Elections Canada, el organismo encargado de llevar a cabo los procesos electorales habrían encontrado evidencia de campañas sistemáticas realizadas con llamadas automatizadas para dar información a los electores que podía confundirlos.

Los liberales pusieron el ejemplo de una circunscripción de Montreal, donde muchas personas recibieron una llamada que señalaba que el candidato liberal Irwin Cotler había decidido retirarse de la contienda.

Dos otros casos en Toronto y Winnipeg también fueron denunciados.

La empresa Racknine, con sede en Edmonton, es la que estaría en el centro de la polémica. La compañía suele enviar mensajes masivos a través de llamadas automatizadas y en el pasado trabajo para las campañas de varios candidatos conservadores.

“El Partido Conservador de Canadá no está involucrado en estas llamadas”, dijo Fred Delorey, vocero del partido de gobierno. “Pasamos toda la campaña identificando a nuestros seguidores y trabajamos fuerte para que salieran a votar. Nuestro trabajo es que la gente salga a votar, no inhibirlos”.

Foto: Elections Canada

Afganistan

Quema del Corán: la violencia se extiende y Obama pide disculpas ante Karzai

Fanáticos de los zapatos deportivos de Montreal hacen cola desde anoche para comprar los nuevos Foamposite Galaxy de Nike

Largas filas en Montreal para comprar los nuevos «Foamposite Galaxy» de Nike